Logo de Noticias Coches
Porsche 968 L’Art (17)
Luis Blázquez

El Porsche 968 L’Art quiere sacar el entusiasmo del niño que llevas dentro

Cuando piensas en un Porsche, el primero que normalmente te viene a la mente es el 911. No te culpo, ya que es el modelo más emblemático del fabricante alemán. Con su corazón colgando del eje trasero, el “nueveonce” se ha convertido en la marca registrada de Stuttgart, provocando que algunos pasen por alto otros deportivos de dos puertas que ha fabricado la compañía. Eso no le ha ocurrido a Arthur Kar. Para él, los modelos transaxle de Porsche tiene un gran potencial, razón por la que ha creado el 968 L’Art.

De hecho, ha trabajado con Porsche para crear un velocista verdaderamente único con su propio diseño. El Porsche 968 L’Art celebra el 30 aniversario del debut de su musa. Como algo único, es probable que nunca lo veas en persona, pero sigue siendo espectacular de ver. Como es lógico, el techo se ha eliminado para recrear el estilo de un dinámico speedstercon influencias digitales de comienzos de los años 90. Pero son los detalles más pequeños los que realmente se destacan de entre el conjunto, sin duda digno de ser parte de un videojuego distópico.

Algunos de esos detalles los tenemos en las letras digitales en la barra de luz posterior LED y las letras “Porsche” grabadas sobre la carrocería para envolver el cuarto trasero del lado derecho y presidiendo el parachoques delantero. Pasando a bordo, una marca similar adorna los umbrales de las puertas, que conjuga a la perfección con los relojes y los diales TAG Heuer personalizados, el fantástico volante de un solo radio y el minimalismo general del salpicadero. Los asientos son a medida, cortesía de Recaro, y el equipo de audio “L’Art Targa” de Bose.

Moviéndose alrededor del automóvil, los faros se han movido de su ubicación original (aunque el contorno del emplazamiento original se ha dejado intencionalmente) a los extremos de donde estaría una parrilla tradicional. Ahora hay unas unidades LED rectangulares que logran emanar una sensación similar a la de K.I.T.T., alias El Coche Fantástico, en esos momentos que daba sus paseos nocturnos. Las puertas además tienen una nueva forma y espejos retrovisores elegantes y superfinos, mientras que las ruedas pueden esconderse bajo unas cubiertas.

Lamentablemente, los detalles del Porsche 968 L’Art son muy escasos. Es una bonita forma de decir que no sabemos que hay bajo el capó, pero este es claramente un coche diseñado para ser visto, no para ser conducido; pero la gran mayoría equipaban un cuatro cilindros de 3.0 litros con 240 CV y 305 Nm. Este es un cuadro que está destinado a canalizar a tu niño interior y hacer que se enamore del diseño y los automóviles por cómo te hacen sentir. Esa fue la visión de Arthur Kar y su amor por la moda y los coches, ahora inmortalizada en un 968.

Si te encuentras en París del 30 de septiembre al 3 de octubre, el susodicho estará en exhibición en la exposición Porsche y L’Art de L’Automobile.

Fuente: Porsche

Galería de fotos:

  • arte
  • coches clásicos
  • Porsche