Hace mucho tiempo, en una ciudad muy, muy lejana de Alemania, nació una compañía que destacó entre la multitud por fabricar máquinas de ensueño: Porsche. Por otro lado, a mediados de los 70, un californiano de nombre George Lucas creó un universo que, al igual que los chicos de Baden-Wurtemberg, ha perdurado en el tiempo y se ha ganado el estatus de culto: Star Wars. Ahora, uno y otro se han unido para dar lugar al Porsche Tri-Wing S-91x Pegasus Starfighter.

Porsche es casi irritantemente bueno para fabricar coches. Por supuesto, siempre hay alguna que otra excepción, pero por lo general, pocas cosas negativas se pueden achacar a sus productos, objetivamente hablando. Incluso nos preguntamos si la propia Porsche no estará aburrida de barrer a los demás cuando se trata de construir coches rápidos, ya que en Stuttgart ha decidido adentrarse en el mundo de las naves espaciales. Claramente, era el paso lógico.

Diseñado durante dos meses en colaboración con Lucasfilm para aparecer en Star Wars: Episodio IX, el ascenso de Skywalker, la nave ha sido bautizada con un nombre casi tan largo como “Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo”. Siendo completamente sinceros, no nos parece inmediatamente un objeto creado por la gente que trajo al mundo el 911, pero si observamos atentamente, hay un gesto deliberado de algunos rasgos característicos de Porsche.

Se supone que los faros y sus “cortinas de aire” están inspirados en lo que se encuentra en el frente de un Taycan, explica la marca. Echando un vistazo justo detrás de donde R2-D2 está cómodamente alojado, se pueden distinguir los listones verticales y una luz de freno integrada levantada inspirada en el último 911 (992). En un intento convencer de los parecidos con un coche, Porsche destaca que “la baja posición del asiento recuerda a la ergonomía deportiva del Porsche 918 Spyder”.

Lo cierto es que, independientemente de que tome una intensa o vaga inspiración en el mundo automotriz, es innegable que la nave interestelar Porsche Tri-Wing S-91x Pegasus Starfighter se ve realmente bien y sin duda parece ser capaz de completar la Carrera Kessel en menos de doces parsecs, o por ahí. Puede que el Halcón Milenario ya no sea la máquina más rápida del espacio exterior, por mucho que al capitán Solo le pueda llegar a molestar.

“No queríamos que fuera un automóvil Porsche con alas”, dijo Doug Chiang, vicepresidente y director creativo ejecutivo de Lucasfilm. “Hablamos sobre la idea de que sea como una nave espacial con esencia de automóvil deportivo y, ¿qué significa eso? Significa que las formas tienen que ser muy ágiles y necesitas un gran motor para transmitir potencia”. Sin embargo, debido a las limitaciones de tiempo, el Tri-Wing S-91x Pegasus Starfighter no irá más allá de la gran pantalla.

Los equipos que gestaron la aeronave también aplicaron un criterio de diseño teutónico al exterior y al interior, lo que significa que las formas siguen una característica principal de la marca Porsche: que todos los elementos tienen una función clara y se han prescindido en gran medida de las características puramente visuales. Si bien la realidad es que los vehículos de cuatro ruedas del fabricante alemán suelen buscar cierto atractivo, la función siempre prevalece.

Esta no es la primera vez que Porsche y el mundo Star Wars se combinan. La nave protagonista de la serie animada de Star Wars: Resistance (2018) se basó en el Porsche 917 de finales de los 60, hasta en la clásica librea azul y naranja de Gulf. “Si bien la nave espacial solo se remonta a dos meses, la relación entre Porsche y Lucasfilm y Star Wars se remonta a tres años. Nos llevó un tiempo encontrar algo auténtico para trabajar juntos”, dijo Klaus Zellmer, presidente y CEO de Porsche en Norteamérica.

El resumen del diseño del Porsche Tri-Wing S-91x Pegasus Starfighter es simple: combina la estética de los cazas de combate rebeldes Ala-X, Ala-Y y Ala-U con la del nuevo Taycan. El resultado ha sido mostrado en forma de maqueta junto al eléctrico de la marca como un modelo finamente detallado de metro y medio de largo en el estreno de la última entrega de Star Wars en Los Ángeles, Estados Unidos.

Fuente: Porsche
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta