El Renault Captur no ha hecho otra cosa que levantar expectación desde su presentación a finales del pasado año. Ahora se asienta sobre la plataforma CMF-B y una de las premisas que sigue es la máxima adaptabilidad, permitiendo todo tipo de sistemas de propulsión. Ya hemos visto que además de los tradicionales diésel y gasolina también estrena la tecnología E-Tech, con un Captur híbrido enchufable por primera vez. Aunque falta tiempo para que llegue, antes se sumará el Renault Captur GLP.

La marca francesa es una de las que lleva apostando tiempo por el gas licuado de petróleo, ya lo hemos visto en varios de sus ejemplares, incluyendo el nuevo Renault Clio GLP. Una de las grandes ventajas que tiene este combustible alternativo es que se beneficia de la etiqueta ECO de la DGT, por lo que no le afectarán muchas de las restricciones de las grandes ciudades. También será ventajoso a nivel económico por sus bajos consumos y el precio inferior del GLP.

El motor que emplea como base no es otro que el tres cilindros turbo de 1.0 litro que también estaba presente en gasolina. Ese 1.0 TCe ha sido adaptado para poder moverse también con GLP y consigue mantener esos 100 CV y 160 Nm de par. Solamente puede ir ligado a una caja de cambios manual de cinco velocidades y a la tracción delantera. Con esta mecánica es más eficiente y homologa entre 122 y 132 g/km de CO2, mientras que el consumo de GLP está entre 7,5 y 8,2 l/100km.

Por el momento solamente se ofrece en los dos niveles de equipamiento superiores de la gama Captur: en el Intens y en el Zen. No se puede configurar en el Life, que es el acceso a la gama. Su precio de partida es de 17.187 euros con el Intens y se eleva a 18.962 euros en el Zen. Este Renault Captur GLP se tendrá que medir a rivales como el Opel Mokka X de GLP o los SEAT Arona TGI y Skoda Kamiq G-TEC, movidos por GNC.

Fuente: Renault

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta