¿Y si todos los esfuerzos por reducir el calentamiento global fuesen en vano? ¿Y si el planeta Tierra se convierte en un lugar inhóspito debido a la voracidad del ser humano y su implacable ansia de destrucción y contaminación? ¿Y si las respuestas a estos problemas las tuviese un coche?

Al menos eso piensa el diseñador alemán Mario Ptisch, que se puso en el peor escenario posible para crear un vehículo sostenible capaz de resistir un desastre global, el RV, un coche con el que se podría volver a las condiciones de la Edad de Piedra… ayudado de la tecnología más puntera.

nomad-1
El RV Nomad, adaptado al apocalipsis

El diseñador industrial alemán afirma que en un mundo golpeado por el calentamiento global, la humanidad puede ser obligada a vivir como nómadas otra vez. Esto obligaría a los humanos a moverse a través de los continentes en busca de alimento y otros recursos, según las estaciones de la naturaleza, de la misma manera que hacían nuestros antepasados.

El diseño es robusto, parecido a una especie de buggy mezclado con un tanque. Como buen nómada, mantendría los habitantes calientes, y a salvo de lo que quedase en el exterior vivo… Recordemos que se pone en el peor de los escenarios posibles, en un mundo post-apocalíptico… ¡que no suena demasiado bien!

Y aunque los humanos sobrevivientes deberían readaptarse a un mundo sin iPhones, máquinas de café expreso y pantallas de plasma, aquellos que tuviesen la suerte de contar con un RV tendrían una vida bastante más cómoda que los nómadas primitivos.

Pitsch prevé el vehículo, de 18 metros de largo, vaya  equipado con paneles solares para proveer de energía. Unas “trampas de niebla” serían capaces de extraer agua del aire y un invernadero de 35 metros cuadrados, con un “reactor de algas” (no sabemos muy bien cómo funcionaría), para el cultivo de alimentos. El Nomad sería muy poco pesado, al estar fabricado por completo de aluminio. Esta carrocería, además, proporcionaría un perfecto aislamiento de los elementos externos, y sería capaz de acomodar a una familia de tres a cuatro miembros.

Quizás sea sólo una forma de llamar la atención sobre el cambio climático… Bastante más tecnológica que la utilizada por Greenpeace hace tres años, cuando el grupo ecologista reconstruyó el arca de Noé en Estados Unidos.

Vía Ecofriend

Fotos

Ver galeria (5 fotos)

2 COMENTARIOS

  1. me parece mentira que se gasten dinero en esos prototipos en lugar de gastarlo en buscar la manera de mejorar el consumo de los actuales o buscar un combustible alternativo a la gasolina

  2. Por ahora es sólo un diseño… ¡Yo también creo que es mucho mejor invertir en hacer coches no contaminantes antes de llegar a una situación tipo Mad Max!!

Deja una respuesta