Hace tiempo hablamos de la importancia que tenía un país como Argelia en los planes de futuro de SEAT. Mientras que la mayoría de fabricantes tienen su vista puesta en mercados como el europeo, el americano o el chino; en la marca española se ha decidido llevar a cabo una globalización total. Se llega a África, al país que ocupa el quinto lugar en cuanto a volumen de ventas, para producir localmente. Ahora los SEAT León y Arona también serán fabricados en la planta de Relizane.

Las instalaciones argelinas ya llevan tiempo trabajando en el SEAT Ibiza, hasta el momento único vehículo que salía de sus cuatro líneas de montaje a un ritmo de 120 coches al día. Ahora que ya se ha logrado el hito de hacer 15.000 unidades de este modelo y que han vendido 11.400 coches en Argelia en el primer semestre, parecen estar listos para la llegada de más modelos a la pequeña ciudad al suroeste de la capital.

Ahora SEAT quiere tener el mismo éxito con Arona y León. Se llevará a cabo una estrategia idéntica, el pequeño SUV y el compacto se fabrican en la planta de Martorell y lo que se hace en la planta de Relizane es el ensamblaje final. Los buenos resultados de ventas en Argelia también se pueden extrapolar al resto del mundo, pues en el primer semestre del año ha conseguido alcanzar la cifra de 289.900 coches entregados, un 17,6% más que en el mismo periodo de 2017.

Corren buenos tiempos en SEAT, que tiene a la planta de Martorell trabajando a un ritmo notable en su 25 aniversario y que a finales de año comenzará a producir también el Audi A1 Sportback, en sustitución del Audi Q3. El siguiente paso para la marca es la llegada a China. A través del joint venture, JAC Volkswagen, se espera que llegue al mercado chino entre 2020 y 2021 ofreciendo una gama de modelos totalmente eléctricos y ajustada a las necesidades de dicho mercado.

Fuente: SEAT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta