La electrificación está inundando irremediablemente el sector del automóvil en aras de la reducción de emisiones, una exigencia de las normativas actuales. Eso también incluye a las versiones deportivas. Cada vez es más habitual ver vehículos con un marcado carácter dinámico que recurren a alguna solución para ser más respetuosos con el medio ambiente. Sino que se lo digan al Skoda Octavia RS iV, que se posiciona en la posición más elevada de la gama del sedán con un sistema híbrido enchufable.

Es la primera vez que se utiliza esta tecnología para un modelo con las siglas RS de la marca checa, una denominación que lleva presente casi medio siglo. La estrategia del Grupo Volkswagen ha sido clara: ahorrar costes utilizando el mismo sistema en varios modelos de distintas marcas. La mecánica híbrida enchufable de este Octavia RS iV está formada por el bloque de gasolina 1.4 TSI y un motor eléctrico, ligado a la transmisión automática DSG de seis velocidades; exactamente igual que en los Volkswagen Passat y Golf GTE o que en en los Cupra León y Formentor.

Como en el resto de ejemplares, la potencia conjunta asciende a 245 CV y 400 Nm de par, lo que curiosamente lo deja casi al mismo nivel que el último Octavia RS de combustión. Es ligeramente más lento al acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y tiene una velocidad máxima de 225 km/h. La ventaja principal es que es mucho más eficiente. Con la batería de 13 kWh consigue una autonomía eléctrica de 60 kilómetros y consigue homologar unas emisiones de CO2 de unos 30 g/km.

Para distinguirlo del resto de versiones de la cuarta generación del Octavia se suman una serie de detalles muy característicos. En el exterior vemos paragolpes específicos con algunos elementos en negro como el marco de la parrilla, el splitter, los retrovisores, los marcos de las ventanas, el spoiler o el difusor trasero. De serie viene con unas llantas de 18 pulgadas y con pinzas de freno en rojo, aunque opcionalmente hay disponibles unas de 19 pulgadas.

En el interior del Skoda Octavia RS iV lo que más destaca son esos asientos deportivos con tapicería negra, que en opción pueden ser sustituidos por los asientos Ergo con tapicería de cuero y Alcántara. Cuenta con el logo RS en la parte superior y con costuras en contraste en rojo o en gris, algo que se puede aplicar también al volante deportivo con el logo vRS. El habitáculo queda rematado por  el salpicadero recubierto de Alcántara, unas molduras decorativas específicas o los pedales con diseño de aluminio.

Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta