Parece que en los últimos meses se ha puesto de modo la subasta de vehículos que en su día pertenecieron a algunas de las celebridades más importantes del planeta. En coches.com ya os hemos hablado del Cadillac de Elvis, del Porsche de Steve McQueen, del GEN 11 de Chitty Chitty Bang Bang, del Peugeot del presidente de Irán, del Aston Martin de James Bond e incluso de la ambulancia que transportó a Kennedy tras el atentado, el coche del Papa o los vehículos animados llevados a la realidad de Batman y la Pantera Rosa.

Si ya fueron los familiares de John Lennon los que iniciaron las subastas de los Beatles con un Ferrari 330, ahora le ha llegado el turno a otro ilustre difunto de la banda británica. No sabemos si con el consentimiento de ultratumba, los familiares de George Harrison han subastado en Londres el Aston Martin DB5/1986/R adquirido por el ex beatle en 1965, a un precio de 350.000 libras, unos 410.000 euros.

El precio final ha superado todas las expectativas iniciales y es que según Chris Routledge, director de la subasta, la puja que tuvo lugar en el Royal Horticultural Halls de Westminster en Londres, fue intensa y constante, hasta que finalmente un hombre residente en Texas consiguió llevarse el gato al agua.

El afortunado millonario que ha visto aumentado su parqué automovilístico, aseguró tras la victoria que “George Harrison estaría sorprendido de todo el valor que el coche ha llegado a tener en favor de fines benéficos cristianos”.

Con dos de los cinco Beatles desprovistos de sus automóviles, ¿quién será el próximo en cambiar las cuatros ruedas por las dos piernas?. Ha llegado el turno de los vivos y se admiten apuestas.

Vía: Autobild

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta