Para ponerles en situación, hace dos años la policía francesa intervino una cantidad importante de superdeportivos de lujo en pleno París, concretamente en el número 42 de la Avenue Foch, en las cercanías del conocido Arco del Triunfo. Según el diario Le Monde, en noviembre de 2012, había “indicios suficientes para pensar que todos los coches fueron adquiridos a través de la apropiación indebida de fondos”. Los coches pertenecían a Teodorín Obiang, hijo del dictador.

Teodorín Nguema Obiang, de 42 años, es el hijo mayor de Teodoro Obiang, presidente de uno de los mayores países productores de petróleo en África. Actualmente desempeña el puesto de vicepresidente, aunque lleva muy poco tiempo en el país, ya que pasa la mayor parte del tiempo en Francia y California. Anteriormente fue el ministro de agricultura. Ahora ha ganado notoriedad como uno de los derrochadores más extravagantes de Áfica y por su estilo de vida playboy.

Bugatti Veyron 16.4 Grand Sport frontalEstos nueve coches, que incluyen marcas como Porsche, Ferrari, Maserati, Bugatti, Rolls Royce y Mercedes, fueron subastados el pasado lunes 8 de julio en París por la cantidad de tres millones de euros, según informa la agencia Reuters. La subasta tenía más de 100 clientes potenciales (chinos, árabes y rusos, entre otros), tanto presenciales como a través del teléfono e incluso por internet. Algunos de los coches “malvendidos” son:

  • Un Bugatti Veyron del 2010, de color rojo y con 1.209 kilómetros recorridos, ha sido vendido por 914.816 euros.
  • Un Maserati MC 12 del 2007, de color azul mezclado con blanco y con 2.328 kilómetros, por tan solo 731.853 euros.
  • Un Ferrari 599 GTO, matriculado en 2010, de color amarillo y con 597 kilómetros, por un precio de 277.875 euros.

Además, Teodorín era dueño de otro Bugatti Veyron, dos Bentley (Arnage y Azure T), un Rolls Royce Phantom negro, un Porsche Carrera 980 GT amarillo y un Maybach 62. Un total de nueve superdeportivos que se han subastaado por un precio bastante menor respecto al inicialmente pagado por Teodorín.

Fuente: Forbes
Foto: Business Insider

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta