Cuando fue presentada la cuarta generación del Suzuki Jimny, el público reaccionó de forma muy positiva. Todo el mundo alababa a este pequeño todoterreno con una dilatada historia que se remonta a 1970 con el Suzuki LJ10. Cuando lo probamos quedamos encantados al comprobar que se mantenía fiel a su filosofía y que sus aptitudes fuera del asfalto eran sobresalientes. Por eso es algo triste enterarse de que el Suzuki Jimny podría desaparecer de Europa por una cuestión medioambiental.

Como todos sabéis, en nuestro continente ya ha entrado en vigor una normativa de emisiones conocida como Corporate Average Fuel Emissions (CAFE) que establece un límite de 95 g/km de CO2 de media entre todos los coche vendidos por un fabricante. Algunos están muy lejos de llegar y en el caso de Suzuki su estrategia podría ser quitar al Jimny de los mercados europeos con vistas a pagar menos multa este año 2020 y prepararse para el endurecimiento de la normativa en 2021.

Al parecer ya se está empezando a comunicar a los concesionarios de distintos mercados que dejen de aceptar pedidos del Suzuki Jimny, de hecho, ya no aparece en la página oficial de la marca en España. Una gran contrariedad si tenemos en cuenta el éxito que estaba alcanzando. Desde su lanzamiento la demanda fue tan alta que muchos usuarios tuvieron que esperar meses para tenerlo en sus garajes. Incluso se han reportado casos de venderlo por un precio superior tras salir del concesionario o traspasar el turno para evitar las largas esperas.

Sin embargo, el problema que tiene el Jimny, el que provoca esta retirada es un motor de gasolina de cuatro cilindros atmosférico con 1.5 litros. Este bloque con código K15B entrega 102 CV en nuestro mercado y presenta unas emisiones de 154 g/km con la caja manual y 170 g/km con la automática. Son cifras bastante elevadas que están calculadas en ciclo NEDC, por lo que las reales serán aún más altas. Y el problema reside en que venden más unidades del Jimny que de otros modelos ecológicos como los microhíbridos Suzuki Ignis y Suzuki Swift.

Motor K15B del Suzuki Jimny

Quitándolo del mercado pagarán menos multa, pero en Suzuki tampoco quieren retirar el Jimny de Europa de forma definitiva. Ya están trabajando para que pueda volver en 2021 y se valora una medida bastante peculiar. El sistema microhíbrido de 48 V se va a utilizar en los Swift Sport, Vitara y S-Cross; mientras que el de 12 V ya estaba disponible en los Ignis y Swift. Por lo tanto, la lógica dice que se podría montar alguno de estos sistemas en el Jimny para rebajar sus emisiones, pero no será así.

La marca se plantea transformarlo en vehículo comercial N1 quitando los asientos traseros y haciendo algunos ajustes en el interior. Los coches de esta categoría se quedan fuera de esa regulación y así no habría que tocar su mecánica para seguir vendiéndolo. Estaremos pendientes de la evolución que tiene este modelo en los próximos meses y si la marca se pronuncia de forma oficial en algún momento.

Fuente: Autocar India

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta