El Suzuki Jimny es el coche que está en boca de todos. Que el pequeño todoterreno goce en la actualidad de estos niveles de popularidad se debe principalmente al reciente lanzamiento de su cuarta generación. Pero hay que decir que la historia de este modelo va mucho más allá y que, aunque no lo parezca, lleva casi medio siglo en el mercado. En todo este tiempo ha gozado de bastante éxito a nivel internacional, se ha comercializado en 194 países y lleva vendidas casi tres millones de unidades.

Inicios

Suzuki LJ10

Su cincuenta aniversario se cumplirá dentro de un año, pues la primera aparición del Jimny data de 1970. Ya desde finales de los 60 se venía coqueteando con la posibilidad de hacer un pequeño todoterreno con tracción 4×4 que pudiera llegar a cualquier lado. Tras una dura fase de desarrollo llegaba la primera generación del Jimny, conocido como Suzuki LJ10. Nacía como un vehículo espartano con un diseño sencillo que destacaba por esos característicos faros delanteros circulares.

Inicialmente montaba un pequeño motor de dos tiempos refrigerado por aire que gracias a sus dos cilindros y 360 cc era capaz de desarrollar 25 CV de potencia. Con esa configuración llegó a Japón, pero rápidamente se evaluó su potencial y se hicieron cambios. En 1972 llegaba el Suzuki LJ20, que se actualizaba con esa parrilla con aberturas verticales además de un motor refrigerado por agua y ligeramente potenciado.

A partir de 1975 es cuando empieza la expansión internacional del Jimny. Llega el Suzuki LJ50 con un motor de tres cilindros y 550 cc, que se muestra más capaz, e incluso comienza a fabricarse fuera de Japón. Y ya en 1978 tuvo lugar su llegada a Europa, con el Suzuki LJ80. A nuestro continente vino a través de Holanda, pero no tardó en expandirse a otros países. Aquí tuvo un motor de cuatro tiempos de mayor cilindrada y también un peso algo superior.

Crecimiento

Suzuki SJ

Durante la década que estuvo presente la primera generación del Jimny se vendieron 243.000 unidades, nada mal para tratarse de un debut. Pero en 1981 llegaba la segunda generación, el Suzuki SJ. Inicialmente llegó como SJ30 con motor de tres cilindros y 660 cc, aunque al poco hubo un SJ40 con cuatro cilindros y 1.0 litro que desarrollaba 45 CV. Éstos y el Suzuki SJ410 (también conocido como Jimny 1000) comenzaron la comercialización en Japón, pero luego empezó la expansión mundial.

Con el Suzuki SJ413 ya se llegó a la mayoría de mercados importantes, incluyendo Estados Unidos (como Suzuki Samurai) o India (como Suzuki Maruti Gypsy). En España guardamos un agradable recuerdo a este modelo, pues en 1985 se comenzó a ensamblar en la fábrica de Santana, situada el Linares (Jaén). A estas alturas, el Jimny ya estaba presente en más de 100 países y durante ese periodo se consiguió alcanzar el primer millón de unidades producidas.

Durante los años consecutivos no se introdujeron demasiados cambios, pero tampoco eran necesarios. Destacó por su versatilidad y por su capacidad de transformarse en las variantes pick-up, versiones con techo de lona y modelos de batalla larga Y la segunda generación concluía alcanzando las 1.693.000 unidades vendidas, un auténtico récord.

Madurez

Suzuki Jimny JB

De esta forma llegaba en 1998 el Suzuki Jimny JB, la tercera generación del pequeño todoterreno. Fue un cambio bastante radical y se modernizaba en todos los aspectos. En cuanto al diseño hubo algunas críticas, pues prescindía de los faros redondos y suavizaba mucho sus líneas. Sin embargo, se mostraba como un vehículo con mayor espacio interior y un mejor confort en marcha. Además, optimizaba sistema de tracción 4WD.

Se siguió con la filosofía de ofrecer varios tipos de carrocería, en este caso se comercializó en la variante tres puertas coupé o descapotable con techo duro o capota de lona. Montaba un motor de cuatro cilindros y 1.3 litros que alcanzaba los 80 CV, aunque luego recibió más opciones mecánicas. Esta generación también fue producida durante un tiempo por Santana. Su éxito en ventas continuaba a buen ritmo.

Suzuki Jimny JB43

Pero tras más de una década en el mercado, el Jimny comenzaba a decaer un poco. Recibió una ligera actualización en 2012, que introducía unos cuantos retoques estéticos y aumentaba su potencia hasta los 85 CV. De esta generación que se ha estado vendiendo hasta hace muy poco se vendieron 918.000 unidades a nivel mundial. Si las sumamos al total en la historia del modelo ya se superaban los 2,8 millones de ejemplares.

Actualidad

Con la llegada de la cuarta generación del Suzuki Jimny se introdujeron cambios radicales y muy necesarios. La estética se adaptaba a los gustos actuales pero manteniendo ese estilo clásico. Lo logra con maestría gracias a sus formas rectilíneas en las que destacan los faros circulares o esa mítica parrilla delantera. También mejoraba su interior, principalmente en términos de equipamiento y tecnología.

Además, cuando lo probamos pudimos ver que se mantenían intactas las capacidades todoterreno. El Suzuki Jimny es uno de los pocos modelos que mantienen el robusto chasis de largueros y la tracción total AllGrip 4WD con reductora de palanca. El éxito de la nueva generación está superando todas las expectativas, por lo que dentro de poco se cumplirá el hito de las 3 millones de unidades comercializadas, el modo perfecto de celebrar su cincuenta aniversario el año que viene. ¡Larga vida al Suzuki Jimny!

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta