El prototipo Toyota ME.WE es el resultado de una colaboración entre el Centro europeo de diseño y desarrollo de Toyota (ED2) y Jean-Marie Massaud, un diseñador conocido por sus proyectos visionarios en diseño y arquitectura.

La idea era repensar el diseño y la ingeniería de automoción tradicional. Con el paso de los años el coche ha pasado de ser sinónimo de libertad a convertirse en una fuente de problemas, medioambientales y económicos. Tanto es así que hasta en el paraíso de la cultura del automóvil, Estados Unidos, los jóvenes ya pasan del coche. ¿Qué se puede hacer entonces?

Se partió de la base de crear un vehículo más básico. No reinventar el coche, sino crear un vehículo para todos los públicos, mucho más sencillo, personalizable y sensato… ¿realmente se necesita toda la tecnología, peso y potencia de los coches actuales?

Para empezar, el Toyota ME.WE debía ser ligero y flexible. Su estructura tubular de aluminio incorpora paneles de carrocería intercambiables (puertas, aletas, capó, paragolpes, etc.) diseñados en polipropileno expandido, (de enorme flexibilidad y ligereza). Así, el peso del ME.WE podía ser de solo 750 kg, (un 20 % menos que un vehículo tradicional de ese tamaño con carrocería de acero). Esos paneles se pueden personalizar fácilmente para que el usuario cree un pickup, descapotable, SUV o vehículo urbano compacto… todo en uno.

Pero no se trata solamente de hacer un vehículo ligero personalizable, sino de que sea rentable. Toyota asegura que el método de producción moldeada permite estandarizar la fabricación para conseguir un máximo rendimiento sobre la inversión.

Gracias al reducido peso del prototipo, (que mide 3.440 mm de largo, 1.750 mm de ancho y 1.600 mm de alto) y a los materiales, es más ecológico y limpio (el polipropileno expandido se puede reciclar en un 100%). De hecho, su nombre ME y WE: perfecto para mí y bueno para los demás. Su nombre refleja una inquietud simultánea por el bienestar personal (ME, yo) y el bienestar de los demás (WE, nosotros). La marca nipona asegura que el Toyota ME.WE “encarna la transición de la cultura del más a la cultura del mejor”.

El sistema de porpulsión es eléctrico, con motores integrados en las ruedas (como en el Toyota i-Road). Y las baterías se ubican bajo el suelo, como en el Toyota iQ EV. Gracias a estas dos guías de diseño, se libera interior.  Y con motores en las ruedas, puede disponer de tracción a dos o a las cuatro ruedas. La calefacción y el aire acondicionado funcionan con una bomba de aire de bajo consumo, que se combina con los asientos eléctricos calefactados para reducir al mínimo el consumo energético.

A bordo, los ocupantes tienen prioridad por encima del equipaje, que puede llevarse sobre el techo, protegido por una cubierta de neopreno, que enm principio va enrollada en la parte delantera del techo y puede desplegar para cubrir y sujetar los objetos colocados sobre el mismo.

El espacio trasero para el equipaje puede ampliarse y transformarse en una plataforma, similar a la de un pickup. Además, como al estar montada en unos raíles sobre el suelo, la fila trasera de asientos se puede abatir y guardar bajo el asiento delantero. Los asientos son extraíbles para poder utilizarlos fuera del vehículo. También puede convertirse en “descapotable”, abriendo todas las ventanas y hasta el parabrisas.

La simplicidad de diseño se observa también en la instrumentación. En una única pantalla sobre el volante se indica la velocidad del vehículo, el nivel del cargador de la batería, información del trayecto e instrucciones de navegación proporcionadas por un smartphone. Te dejamos con el vídeo oficial y una amplia galería de fotos:


Fuente: Toyota
Galería de fotos del Toyota ME.WE

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta