El Volkswagen Golf y el Skoda Octavia tienen bastantes cosas en común a pesar de que las apariencias. Tanto el compacto alemán como la berlina checa emplean la plataforma MQB Evo del Grupo Volkswagen y muchas tecnologías, por no hablar de que son de los modelos más importantes para sus respectivas marcas. Ahora también comparten otro aspecto, y es que ambos tardarán un poco más en llegar al mercado debido a un problema de software.

Al parecer, se trata de un fallo en la función de llamada de emergencia (eCall), que es obligatoria en los vehículos nuevos desde hace tiempo. Este problema se detectó primero en el Volkswagen Golf y se obligó a paralizar las ventas, mientras que al poco tiempo se ha visto que en el Skoda Octavia sucedía lo mismo al compartir ambos modelos dicha tecnología. En el compacto lo detectaron durante un control de calidad y dieron la voz de alarma por si ocurría con otros modelos, como se descubrió después en la berlina.

Actualmente los fabricantes están intentando solventar este contratiempo, algo que no debería ser demasiado complicado. Ya se habla de una actualización de software para arreglarlo y la vuelta del Golf podría estar lista para la semana del 15 al 21 de junio. La producción de este modelo no se detiene por completo, sino que el software se podrá actualizar posteriormente antes de su entrega e incluso si los coches ya han sido entregados a sus respectivos compradores. El problema sería el gran número de vehículos afectados, aunque no se hayan dado cifras oficiales.

Por otro lado, también preocupa que además del Volkswagen Golf y del Skoda Octavia haya otros modelos afectados. No hay que olvidar que los nuevos Audi A3 Sportback y SEAT León están a punto de salir y también se asientan sobre la plataforma MQB Evo y compartirán esa tecnología. Todavía no se ha confirmado nada, pero de darse el mismo fallo de software también podrían experimentar un retraso de cara a su salida al mercado.

Fuente: Automotive News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta