El Instituto para la Seguridad en la Carretera (IIHS) de EE.UU (una organización independiente financiada por las compañías aseguradoras), ha dado a conocer los resultados de los primeros crash-test realizados en aquel país a vehículos de propulsión eléctrica. Como algunos de vosotros recordareis, el consorcio europeo Euro-NCAP ya realizó hace algunos meses sus propios crash-test a vehículos eléctricos, también por vez primera. Aunque en esa ocasión los modelos probados fueron el Mitsubishi i-MiEV (y sus “hermanos gemelos” el Citroën C-Zero y el Peugeot iOn).

El Chevrolet Volt y el Nissan LEAF han obtenido la máxima calificación, tanto en las pruebas de choque frontal, lateral o trasero, así como en la protección en caso de vuelco. Además, al estar dotados con control electrónico de estabilidad de serie, obtienen, adicionalmente la calificación de “Top Safety Pick” (Mejor Elección en Seguridad). Esta calificación sirve de ayuda a los consumidores para poder elegir los vehículos que ofrecen un mayor nivel de protección, según lo requerido por las normas federales de seguridad.

Prueba de choque del Chevrolet Volt

Todo ello viene a demostrar que los fabricantes de automóviles están utilizando las mismas técnicas, en cuanto a seguridad se refiere, en los nuevos vehículos eléctricos que en los vehículos dotados con propulsores “tradicionales” de gasoil o gasolina.

Según palabras de Joe Nolan, director administrativo del IIHS: “El método de propulsión que proporciona energía a las ruedas es diferente en este caso, pero el nivel de seguridad del Volt y LEAF es tan alto como el de cualquiera de los otros vehículos que han tenido los mejores resultados en las pruebas de impacto. El sistema utilizado para realizar los test de estos vehículos es el mismo que el empleado en cualquier otro modelo”, dice Nolan, “Su estructura debe ser capaz de absorber los daños causados por los choques, de modo que el habitáculo se mantenga intacto, y los cinturones de seguridad y airbag eviten que los ocupantes se golpeen con las superficies más duras”.

Otro aspecto muy a tener en cuenta en este tipo de vehículos es el referente al peso. Aunque el Volt y LEAF están enmarcados dentro del segmento de “compactos”, debido a su tamaño, pesan más que otros vehículos de su misma categoría, debido a la presencia de las baterías lo que, aunque pueda parecer un contrasentido, les proporciona una ventaja adicional en caso de accidente.

Aparte de todo lo anterior, cabe señalar que el éxito para el Nissan LEAF es total. Si hace unas semanas era nombrado Coche del Año en Europa, y tan sólo unos días atrás, Coche del Año en el mundo, ahora con esta nueva noticia no hace sino justificar lo que está avocado a ser un auténtico “superventas” dentro de los vehículos eléctricos.

A continuación los vídeos:

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=0pBphX6q5ls

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=rZVXLuaUX9c

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=3Y36qVIFSTY

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=2DCSYdaPsmo

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=VnO71HgSoYQ

Galería de imágenes:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta