Parece que el car sharing está siendo un negocio redondo en algunas ciudades. En Madrid, sin duda, el coche compartido es un tipo de movilidad que ha venido para quedarse y la prueba es la buena acogida por parte de los ciudadanos. Se ha confirmado que en la segunda mitad del año llegará una cuarta compañía de car sharing a la capital. Se llama WiBLE y viene avalada por dos empresas de prestigio como son Kia y Repsol.

Ambas han llegado a un acuerdo para lanzar esta plataforma a partes iguales, con un Memorándum de entendimiento que establece que cada una tendrá un 50 %. No es la primera vez que Repsol se introduce en este mundo, pues la petrolera ya tiene participación en Scutum, que hacen motos eléctricas. También en Ibil, junto al Ente Vasco de la Energía (EVE), para la instalación de puntos de recarga para eléctricos.

Kia será el encargado de disponer una flota de vehículos y todo apunta a que el elegido será el Kia Soul EV. Es el único eléctrico en la gama actualmente, aunque en un futuro llegará también un nuevo Niro EV. Aunque todavía no hay detalles de cuantas unidades habrá disponibles en Madrid ni del funcionamiento, éste podría ser muy similar al de sus competidores. Operarían en la zona interior a la M-30 y tendría tarifas competitivas por minutos.

Las ventajas del Kia Soul EV frente a otros eléctricos de car sharing sería su amplitud interior. En Madrid todo comenzó con los pequeños smart de car2go y posteriormente llegó emov para ofrecer cuatro plazas útiles en sus Citroën C-Zero. El tercer agente lleva operando apenas un mes, se llama Zity y es obra de Renault y Ferrovial. Veremos si WiBLE se hace un hueco entre la competencia, le avala ya un año de experiencia en Corea del Sur.

Fuente – El Mundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta