El segmento de los monovolúmenes ha sido uno de los más perjudicados por el sorprendente auge de los SUV compactos. La época donde monovolúmenes compactos como los Renault Scenic y Citroen Piccaso poblaban nuestras carreteras ya ha pasado a la historia.

A pesar de este contratiempo en las ventas, este tipo de formato sigue teniendo su público fiel y un coche familiar se erige como la alternativa más útil y práctica para todo aquel que priorice el espacio y la habitabilidad por encima de todo, sin tener que optar por un coche de dimensiones desorbitadas.

Como es el caso del FIAT 500L, la variante monovolumen perteneciente a la familia 500 (en 2017 se cumplieron 60 años del primer 500) que ofrece una habitabilidad sobresaliente para un coche de 4,24 metros. Para poder combatir contra el éxito de los crossover cuenta con una estética diferente que probablemente atraiga a más de un cliente. Si bien es cierto que la mayoría de clientes que se decantan por este tipo de vehículos priman el espacio por encima del diseño, ser un coche bonito y distinto al resto es un punto a su favor. Además, la conectividad que ofrecer la serie especial Mirror de nuestra unidad es otro aspecto a tener en cuenta.

La primera generación fue lanzada en el año 2012 para compartir mercado con el Citroen C3 Piccaso (ahora C3 Aircross), Ford B-Max, Nissan NoteHonda Jazz y Opel Meriva. A finales de 2017 se renovó con la intención de seguir siendo el líder de ventas en el segmento de los monovolúmenes pequeños, un segmento muy nicho que se resiste a desaparecer.

Tras la puesta al día ha habido un cambio en las nomenclaturas. Ahora el 500L normal de esta prueba pasa a denominarse 500L Urban, la antigua versión Trekking que probamos ahora se llama Cross, y la versión de carrocería alargada pasa a llamarse Wagon (4,38 metros y disponible en versión 7 plazas). Hoy nos ponemos al volante del primero de ellos:

Exterior

El diseño exterior comparte muchos rasgos con el resto de modelos de la familia 500. La carrocería de 4.242 mm de longitud (10 cm más que el anterior), 1.784 mm de ancho y 1.658 metros de altura está marcada por unas líneas muy redondeadas y finas. Asimismo, la línea poco marcada que presenta el lateral acentúa el aspecto de “huevito” de este 500L.

Como la mayoría de clientes de este monovolumen optan por la personalización, la firma incorpora nuevas combinaciones de colores para que cada 500L sea distinto, habiendo un total de hasta 37 combinaciones de colores posibles.

El frontal se caracteriza por el diseño redondeado de todas las ópticas. Las más grandes se ubican encima e incorporan los intermitentes y las luces de cruce, mientras que las pequeñas son para la luz diurna tipo LED y su dibujo imita la forma de los ceros del nombre del modelo. El capó no es muy alargado lo que facilita las maniobras en espacio reducidos.

El diseño del paragolpes cambia ligeramente respecto al modelo anterior y en nuestra unidad de prueba (acabado Mirror) incorpora elementos cromados que le dan un toque moderno, eso sí, quedan muy expuestos a posibles golpes por lo que habrá que tener cuidado si los queremos mantener intactos. En la parte inferior de este se sitúan los faros antiniebla que cuenta con función cornering.

La parte lateral llama la atención por su gran superficie acristalada y por el largo techo que apenas presenta caída en su diseño. Este aspecto hace que la sensación de habitabilidad de este monovolumen italiano sea soberbia. A nivel visual, la incorporación de elementos estéticos cromados (en estribos y manillas), los retrovisores a conjunto con el techo y las llantas bitono de nuestra unidad, dan al 500L un aire de frescura y personalidad a todo el conjunto.

En la zaga tampoco se recurre a un diseño muy marcado, el enorme portón que cuenta con una gran superficie de chapa apenas presenta trazos en su diseño y eso hace que luzca de manera sencilla, sin grandes aspectos que destacar. En medio de este hay sitio para el emblema de Fiat y para la denominación 500L.

Los pilotos traseros también cuentan con un diseño redondeado y son de tipo LED. En la parte inferior del parachoque se encuentra la luz de marcha atrás y el antiniebla trasero. Al igual que ocurre en el frontal y en el lateral, incorpora inserciones cromadas.

Interior

En el habitáculo se perciben los cambios introducidos por la marca en este restyling. El puesto de conducción sigue llamando la atención por la gran sensación de espacio que ofrece. El pilar A acristalado nos ofrece una gran visibilidad de la carretera.

Pese a que el interior presenta un diseño similar al del modelo anterior, todo el salpicadero ha sido rediseñado y ahora cuenta con materiales de mayor calidad que visualmente lucen un mejor aspecto. A pesar de esto, se sigue empleando un uso excesivo de plásticos duros que hay que ver cómo envejecen con el paso del tiempo.

Estéticamente, el llamativo color azul presente en el interior de nuestra unidad, le confiere un toque juvenil y distintivo. Muestra de su nivel de personalización, el color del salpicadero va a juego con el de la carrocería.

Entre los aireadores centrales se sitúa la pantalla de infoentretenimiento UconnectTM HD Live de 7 pulgadas compatible con Android Auto y AppleCar Play. Tiene un funcionamiento muy bueno y aunque es bastante intuitiva, puede que al principio cueste un poco adaptarse a ella para navegar con relativa soltura.

La presencia de botones físicos con función de acceso directo ahorra tiempo en la navegación entre menús y reduce las distracciones al volante. Para reducir al máximo estas últimas y velar por nuestra seguridad, cabe destacar que el teléfono móvil no se conecta con Bluetooth si el vehículo no se encuentra totalmente parado.

Debajo de la pantalla se encuentra el sistema de climatización (monozona en nuestra unidad), accionable a través de tres ruletas físicas con las que se maneja la intensidad, la temperatura y las salidas de ventilación. En nuestro viaje lo utilizamos en diversas situaciones y la única queja que podemos ponerle es que no cuenta con salidas de ventilación en las plazas traseras. La gran altura al techo que presenta el habitáculo hace que el aire que llega a las plazas posteriores sea menor.

En la parte inferior, tenemos el típico hueco para dejar el smartphone y las salidas USB, AUX y 12V. Este es uno de los múltiples huecos portaobjetos de buena capacidad que tiene repartidos por todo el habitáculo. Llama la atención la doble guantera que incorpora, una en la parte inferior (la de toda la vida) y otra en la parte superior del salpicadero.

El volante cambia su diseño y la predisposición de los botones es nueva (cuenta con accesos directo tanto la parte visible del volante como detrás, estos últimos para bajar o subir volumen o cambiar de emisora). Se trata de un volante de tamaño medio que presenta un buen tacto y un diseño bastante más atractivo que el del anterior. En nuestra versión viene acompañado de dos levas pequeñas por si nos decantamos por utilizar el modo secuencial.

El nuevo cuadro de instrumentos ahora está formado por dos relojes analógicos separados por una pantalla digital en color de 3,5 pulgadas donde podemos consultar todo lo relacionado con el consumo, autonomía, emisoras de radio, velocímetro digital, controles de seguridad etc.

Los asientos tienen un diseño muy limpio y en ellos se hace referencia a la familia 500. Cuentan con un mullido bastante blando que no resulta nada incómodo, no obstante, le falta un poco de sujección lateral para evitar movimientos del cuerpo en zonas reviradas.

La postura de conducción que ofrecen es muy agradable y la visibilidad no puede ser mejor, la elevada posición del asiento y la gran luna delantera apenas nos deja ángulos muertos y la visión de la carretera es total.

El respaldo de los asientos traseros ofrecen regulación en inclinación y la banqueta es desplazable 11 centímetros. Este último aspecto nos permite jugar con el espacio de las plazas traseras y con la capacidad de carga del maletero en función de nuestras necesidades.

En todas sus posiciones otorga un espacio notable a los pasajeros de las plazas traseras. Para que te hagas a la idea, una persona de 1,90 metros puede viajar sin ningún tipo de problema, quedando todavía unos centímetros entre su cabeza y el techo.

Maletero

La capacidad de carga del maletero varía en función de la configuración de la fila de asientos trasera que es desplazable hasta 11 cm. Con los asientos atrás del todo la capacidad es de 412 litros y puede llegar hasta los 455 litros.

La superficie que nos queda está bastante despejada y la boca de carga queda muy abajo, lo que facilita la carga de bultos voluminosos.

Con los asientos abatidos (60:40) la capacidad de carga es de 1.373 litros. Para ganar más espacio, tenemos la posibilidad de plegar los asientos hacia delante y con ese movimiento alcanzamos los 1480 litros de capacidad

Equipamiento

Desde el acabado de acceso denominado Pop Star vienen de serie elementos como el City Brake (sistema de frenado automático hasta 30km/h), pantalla táctil de 5 pulgadas Uconnect con USB y Bluetooth, luces diurnas tipo LED, sistema de reconocimiento por voz, retrovisores exteriores eléctricos, 6 airbags.

La terminación Business añade al anterior las llantas de aleación de 16 pulgadas, carcasas de los retrovisores en el color de la carrocería, soporte lumbar en el asiento del acompañante, apoyabrazos delantero, sensores de aparcamiento traseros, pantalla UconnectTM de 7 pulgadas y navegador integrado.

El nivel Lounge incluye inserciones cromadas en el parachoques, parrilla cromada, embellecedores en el salpicadero, climatizador automático bizona, techo panorámico acristalado, elevalunas eléctricos traseros, sensor de lluvia y faros antiniebla.

Nuestra unidad de prueba incorporaba el Pack Mirror e incluye el siguiente equipamiento de serie: Radio UconnecTM (7’’) HD LIVE con Bluetooth y comandos de voz compatible con Apple CarPlay y Android Auto, faros antiniebla, Llantas de aleación 17 pulgadas, elevalunas traseros eléctricos, detalles cromados, logo Mirror en los pilares laterales, luces diurnas LED, salpicadero en color de la carrocería, volante ajustable en piel con comandos integrados, climatizador manual, 6 airbags, asientos traseros abatibles 60/40, espejos retrovisores térmicos con ajuste eléctrico y sistema de cierre centralizado.

Dentro de la gama también encontramos el 500L-120TH,  la bonita combinación que incluye de serie las inserciones color Myron en paragolpes y parrilla delantera, faros antiniebla, carcasas retrovisores y techo color negro, parrilla cromada, insignia 120TH, salpicadero de color, sensor de lluvia, sensor de aparcamiento y Pack Connect.

Te recomendamos visitar nuestra sección de coches nuevos, donde puedes encontrar ofertas del Fiat 500L así como configurarlo a tu gusto. También visitar la sección de financiación de coches y nuestro comparador de seguros para dar con el préstamo y la póliza que mejor se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

Motores

El Fiat 500L está disponible con un único motor gasolina 1.4 litros de 95 CV, y dos mecánicas diésel, el 1.3 MultiJet de 95 caballos de nuestra prueba y el 1.6 MultiJet de 120 caballos. Hasta hace no mucho disponían de una versión adaptada a GLP, el Fiat 500L 1.4 T-Bifuel de 120 caballos.

La versión de gasolina y la diésel más potente vienen de serie con un cambio manual de 6 velocidades, mientras que la versión Multijet de 95 CV viene asociada de serie con una caja de cambios manual de 5 velocidades. De manera opcional se puede optar por el cambio manual robotizado Dualogic de 5 marchas que hemos tenido la oportunidad de probar y que más adelante te contamos qué tal funciona.

Las prestaciones del motor diesel de nuestra unidad son muy discretas, declara 13,9 segundos en el paso de 0 a 100km/h y una velocidad máxima de 170km/h. Como ya hemos dicho, quien busque una conducción más dinámica y una respuesta más viva, quizás deba optar por la versión 120 CV. La versión de 95 CV está pensada para todo aquel que busque recorrer muchos kilómetros de manera tranquila con un consumo contenido.

Esta mecánica cuenta con turbo de geometría variable por lo que su mayor empuje lo ofrece a partir de las 1.600 rpm hasta las 3.500 rpm (estirable hasta las 4.400 rpm). A pesar de equipar turbo, sus modestos 215 Nm resultan escasos en ciertas situaciones (hay que prepararse los adelantamientos)

Nuestra mecánica declara un consumo medio homologado bastante contenido, sus 4,6 litros/100 km resultan muy interesantes para viajar sin preocuparse en exceso por el gasto de combustible. Durante la semana de prueba obtuvimos un consumo medio de 5,3 litros, una buena cifra si tenemos en cuenta que hemos callejeado con el 500L entre las empinadas calles de Albarracín.

Comportamiento

En marcha es un coche silencioso, las mejoras introducidas se traducen en que apenas se perciben ruidos aerodinámicos procedentes del exterior. Aunque se ha mejorado la insonorización de todo el conjunto, en frío se siguen percibiendo ruido procedente del motor. Eso sí, una vez en marcha y en ritmos constantes estos sonidos se reducen hasta prácticamente desaparecer.

Aunque se desenvuelve bien en todo tipo de vías, en autopista es donde saca a relucir su mejor cara, siendo muy cómodo y poco gastón (a unos 120 km/h con 3 pasajeros y el maletero lleno, va a unas 3.000 rpm y el consumo instantáneo es inferior a 5,0 litros). Cuando se sobrepasa la barrera de los 120km/h y las 3.000 rpm, además de percibir un ruido mayor en el habitáculo, los consumos se disparan y es muy difícil bajarlo de los 6,2 litros.

En autovías no se comporta nada mal, se muestra seguro y firme. No obstante, la falta de respuesta del motor no nos transmite toda la confianza que quisieramos y nos hace pensar muy bien los adelantamientos antes de efectuarlos.

Estar asociado al cambio manual robotizado Dualogic de 5 marchas le penaliza un poco en ciudad, donde notamos las carencias de este tipo de transmisión semiautomática: engranaje de marchas muy palpable, respuesta lenta del cambio…. Para sacar un mejor rendimiento es necesario recurrir al modo secuencial e ir jugando con el cambio de marchas (palanca o levas) y el acelerador para lograr un engranaje más rápido. Para no notar cambios bruscos, el truco está en levantar el pie del acelerador justo al cambiar de marcha.

Aunque este tipo de cambio no nos fascina, entendemos que es ideal para todo aquel que quiera un coche automático para una conducción tranquila y que no le importe tener una respuesta más perezosa. Si hablamos en términos de coste, quitando los cambios manuales puros, se trata de la alternativa más económica del mercado.

Las suspensiones delanteras independientes tipo McPherson y la trasera de eje torsional se muestran cómodas y controlan bien los balanceos de la carrocería. Orientada 100% al confort, su tarado blando absorve bien las irregularidades del asfalto. El paso por curva se ve penalizado por la altura del conjunto, por lo que si entramos un poco pasados al vértice de la curva, quizás tengamos algo de subviraje. Pese a todo, las reacciones de este coche son bastante predecibles y fáciles de manejar.

La dirección asistida eléctrica dual-drive ofrece un buen tacto y dispone de modo City lo que la vuelve aún más blanda. Aquí, la crítica constructiva de siempre, resulta cómoda y sencilla de manejar pero apenas transmite información de lo que está pasando en las ruedas (algo muy común hoy en día en el mercado)

Opinión Coches.com

 

Los italianos apuestan por la practicidad y la habitabilidad. Con estos dos argumentos se presenta en un segmento cada día más deteriorado pero que todavía conserva un público fiel que se resiste a sucumbir a la moda de los SUV. El diseño de la familia 500 es otro de los puntos a favor de este monovolumen, su imagen inconfundible puede ser determinante en la elección de más de un comprador.

Como hemos comentado, no se trata de un coche emocional (sus prestaciones no lo permiten) pero si destaca por ser muy práctico. Perfecto para llevar de viaje a la familia al completo, sin problemas de espacio y sin preocuparse por el gasto de combustible. El motor Multijet de 95 CV funciona suave y por carretera se desenvuelve bastante bien, sin embargo, la opción de 120 CV por unos 1.000 € (según la web oficial de FIAT España) puede ser más recomendable.

Fiat 500L Mirror 1.3 16v Multijet II 95 CV
7.3 Nota
Lo mejor
  • Habitabilidad sobresaliente
  • Consumos muy contenidos
  • Equipamiento de serie
Lo peor
  • Funcionamiento del cambio robotizado Dualogic
  • Capacidad de respuesta del motor
  • Precio acabados de acceso
Diseño7.5
Habitabilidad9
Acabados6.5
Maletero8
Equipamiento7.5
Motor6.5
Comportamiento7
Calidad Precio6.5

Galería de fotos:

Ver galeria (75 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta