¡Por fin! Eso mismo fue lo que pensamos cuando acudimos a la presentación en sociedad del Seat Mii. La firma de Martorell volvía al segmento de los pequeños coches urbanos, unos vehículos en los que, desde el nacimiento del Seat 600 en 1957 siempre había destacado (qué recuerdos tengo del 600, el coche en el que hice mis primeras prácticas “de volante” sentado sobre las rodillas de mi abuelo cuando todavía no podía llegar a los pedales). Tras la jubilación del pequeño pelotilla llegaron otros modelos como el 133, el Panda o el Marbella, que repasamos en este artículo.

Pero desde la desaparición del Arosa, el abismo. Hasta hoy, que el grupo Volkswagen ha puesto el ojo en ese segmento de microurbanos, que es el que mejores perspectivas de crecimiento tiene dado que cada vez hay más población urbana. La apuesta es en forma de trío, con el Volkswagen Up! el Skoda Citigo y este Seat Mii que pudimos conducir durante un día muy intenso (y soleado) por las calles de Barcelona.

El Mii está enfocado a cubrir todas las necesidades de movilidad de los jóvenes urbanos: cuatro plazas, diseño dinámico y equipamiento completo a un precio asequible. Eso es el resumen. Analicemos ahora más detenidamente a este Mii de tres puertas:

Seat Mii acabados Reference y Sport Style

Exterior

Seat Mii

Su estética es discreta y transmite la sensación de robustez de todos los coches de las marcas que forman en el grupo Volkswagen. Hablando de cosas de familia: Imagina que tienes en casa a dos primos clavados a ti: medís lo mismo, pesáis lo mismo, sois igual de “cachas” y os dan de comer exactamente lo mismo. La clave para ligar más que ellos el día que salís juntos de marcha es, sin duda, la apariencia: vestirte  mejor, peinarte mejor y echarte una colonia que huela mejor que la suya.

Ahora traducimos al lenguaje del motor: El Seat Mii prentende diferenciarse del Citigo y el Up! en varios aspectos. Comprimir en tan poco espacio el Arrow Design que Luke Donkerwolke instauró en Seat no era tarea sencilla. Donde más se diferencia de sus familiares es en el frontal y en esos unos grupos ópticos más angulosos, que podrían dar alguna pista de diseños futuros de Seat. Detrás los faros son casi idénticos a los del Up! y Citigo, pero hay algún detalles diferenciador. En mi opinión (para gustos colores, que dice el refrán) es el más juvenil y dinámico de los tres.

Su forma compacta le hace parecer más pequeño de lo que realmente es: Tiene un morro muy inclinado, (el parabrisas  parece su prolongación) y una zaga que cae casi en vertical. Eso, unido a la gran distancia entre ejes (el espacio entre las ruedas) busca ganar espacio dentro del coche. Damos fe de ello ahora mismo:

Interior

He podido probar en varias ocasiones el Fiat 500 (y una vez su variante Abarth descapotable). Esto viene a cuento porque el Seat Mii se enfrenta a él en el mercado. Mide solo dos centímetros más. Pero cuando entras en el coche… casi no te puedes creer que estés en un vehículo tan pequeño. Hay mucho espacio y una sensación de desahogo impropia de un urbano de 3,56 metros (75 centímetros más que un Smart, ya que estamso jugando a ver quién la tiene más larga).

Asientos delanteros del Seat Mii

Delante los asientos son buenos si tenemos en cuenta que no estamos en un coche deportivo que tenga que agarrarnos el cuerpo porque vamos a toda velocidad por curvas. Son cómodosy eso es lo que se busca en un coche en el que, salvo contadas ocasiones, no haremos una enorme cantidad de kilómetros sin parar.

Detrás es donde llega la mayor sorpresa. El Mii está homologado para cuatro plazas y cumple con creces. Para comprobarlo, qué mejor que ir cuatro personas en el coche durante la prueba. Yo mido 1,80 metros y no tuve ningún problema ni de altura ni de espacio para las piernas detrás. Viajábamos dos en la parte trasera y cómodamente.

Solo un pero: A pesar de que sus puertas son muy grandes y el asiento se echa bastante hacia delante, no creo que mi abuelo (al que nombro por segunda vez en este artículo) pudiera entrar cómodamente en esas plazas traseras. Bueno, ya llegará la versión de cinco puertas (se espera para mediados de 2012) para quienes tengan niños y familiares con una movilidad más reducida con los que viajar.

Maletero

Segunda sorpresa del día, su maletero también resulta bastante razonable para tras¡tarse de un coche tan pequeño. Tiene un total de 251 litros de capacidad, que se pueden ampliar hasta casi mil litros si se necesita con solo abatir el asiento trasero (en configuración 50/50). Tiene dos niveles de carga, separados por una “bandeja”. Aquí puedes ver cómo es el maletero con ese separador puesto, el primer nivel. Una vez que retiras la bandeja que sirve de fondo tapizado del maletero, ganas todo este espacio.

Equipamiento

El Seat Mii se ofrece con dos variantes de equipamiento el Reference y el Style Sport. El coche al que nos subimos tenía el acabado más básico de los dos, el Reference. La difgerencias entre ambos son más estéticas que otra cosa ya que el acabados tienen el mismo nivel de buen ajuste que el resto de la gama Seat. Uno de los mejores aspectos del coche es la seguridad. Ha logrado sin despeinarse las cinco estrellas en las pruebas de choque de EuroNCAP y se ha convertido en uno de los más seguros de su segmento. Ha conseguido un 89% en protección de adultos y la máxima puntuación en protección para el pasajero en un choque frontal.

Interior al sol del Seat Mii

Incluye varios sistemas de protección, con ESP de serie y airbags frontales y laterales, algo nada común en un coche con ese precio. Un extra que pudimos probar es el asistente de frenado en ciudad. A menos de 30 km/h detecta si se va a producir un choque por alcance y el vehículo frena por sí solo. No se ha hecho para que frenase a más velocidad porque el precio final del sistema y el coche se dispararía.

Este sistema cuesta 250 euros. El experto del centro técnico de Seat que nos acompañó durante la prueba nos comentó que funcionaba mediante un sensor de laser. Se desactiva en el momento en que tocas el freno o el acelerador (me ocurrió una vez, por no confiar en que el sistema pudiese frenar el coche a tiempo y golpeé el Mii hinchable que Seat había preparado para probar el sistema. luego repetí sin tocar el freno y paró perfectamente).

Dentro no esperes cuero ni nada similar. Es un coche asequible, así que los plásticos dominan todo el interior del acabado Reference. Son unos plásticos de una gran calidad, con tacto suave y aspecto agradable. El acabado Sport Style es más refinado, (con unos plásticos aún mejores en gris brillante y un volante de mejor tacto, puedes verlo en esta foto).

Un extra que tenía la unidad que probamos (350 euros en ambos acabados) que sí me pareció muy útil es el Portable System, una especie de navegador portátil tipo tableta desarrollado con la empresa Navigon. En la pantalla, además de las clásicas funciones de cualquier navegador, sirve como ordenador de abordo y Bluetooth para conectarse como el teléfono y se podrá en un futuro añadir más aplicaciones para que ofrezca más información del coche.

Motor

Inicialmente, la gama tiene dos motorizaciones de tres cilindros. El primer propulsor es un gasolina de un litro y tiene 60 CV (hay otra variante de la misma mecánica con 75 CV). El recorrido, totalmente urbano, fue por la zona costera de Barcelona y la versión de 60 CV se mostró muy ágil.

Comportamiento

Perfil Seat Mii

No cabe duda de que el Mii se mueve a la perfección en zonas urbanas y periurbanas, donde gracias su velocidad máxima (170 km/h) no qued rezagado ante coches más grandes. Lógicamente, con cuatro personas a bordo hay que jugar con su cambio de cinco marchas en cuanto llega algún repecho, pero tampoco en exceso. El motor de 60 CV mueve perfectamente un coche  tan ligero como el Seat Mii.

Los consumos homologados son claves en un coche enfocado a un público joven. El valor homologado en ciclo combinado del motor de 60 CV es de 4,5 litros (4,7 litros para el de 75 CV). A principios de año llegarán versiones Ecomotive que incluyen de serie el sistema Stop/Start para bajar estos consumos hasta 4,2 y a 4,3 litros respectivamente. Durante la prueba, con el coche llevando a cuatro adultos y un 95% del tiempo en ciudad, el ordenador indicaba un interesante 5,4 litros a los 100 (ojo, este dato debe tomarse como una mera referencia, no se trató de una prueba de consumo exhaustiva).

No tuve ocasión de probarlo a fondo en autovía, pero en ciudad iba genial, con mucho aplomo y en ningún momento sentí que llevase un motor tan pequeño que no me fuese a sacar de un apuro, o que fuese revolucionadísimo a punto de explotar. Resiste bien cuando dejas caer las revoluciones (que mal llevan eso normalmente los coches de gasolina) y si luego pisas el acelerador, sale muy ágil. Las suspensiones, algo en lo que destacan todos los Seat, excelentes.

Veredicto coches.com

Detalle del faro del Seat Mii

Coge la calculadora. El coche que hemos probado cuesta 8.690 euros (como siempre decimos, mira las ofertas del Seat Mii en coches.com para localizar los concesionarios de España con más descuentos). Por ese precio tienes un urbano con cuatro plazas reales, un coche cómodo y agradable de conducir, muy silencioso.

Donde veo menos ventajas es en el Mii de 75 CV con el acabado más alto. Quien quiere un coche así lo hace por tres razones: practicidad, precio, y un uso eminentemenet urbano. Sin haberlo probado, creo que los 60 CV son suficientes para ese cometido y las diferencias de acabado haylas (como decimos en Galicia), pero no son notables. Y ese Mii Style 75 coche supone un desembolso de 10.690 euros… muy poca diferencia de precio con un Ibiza, mucho más versátil.

Sus mayores rivales los tendrá en casa. Habrá que ver (y probar) el Up! y el Citigo para ver cuál de todos es mejor, pero la mayor diferencia será de imagen, acabados y posicionamiento de marcas (son el mismo coche, con los mismos motores). Imaginamos que el Up! será más caro y el Citigo estará en el rango de precios del Mi… (imaginamos). A partir de mediados de 2012, el mercado dictará sentencia.

Lo mejor:

– Facil de conducir en todos los sentidos, te adaptas a él enseguida.
– Amplitud del interior sorprendente, versatilidad de uso.
– Imagen excepcional y consumos ajustados.

Lo peor:

– El precio no se desmarca demasiado del Ibiza.
– Asientos delanteros sin memoria y volante no regulable en profundidad.
– Faltan unos meses para que llegue en cinco puertas y con más motores.

Galería de fotos del Seat Mii:

Ver galeria (20 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta