Logo de Noticias Coches
BMW Serie 2 Active Tourer videoprueba – 1
Ver vídeo
Luis Ramos Penabad

Por qué el BMW Serie 2 Active Tourer es el más racional de los compactos de BMW (con vídeo)

El auge de los SUV ha arrinconado a los monovolúmenes compactos hasta casi hacerlos desaparecer del mercado. Pero quedan opciones, sobre todo de marcas premium, que siguen apostando por ellos. Es el caso del BMW Serie 2 Active Tourer. La verdad es que ha sido toda una sopresa y, a falta de conducir en nuevo X1, nos parece la opción más interesante y racional de la completa gama compacta del fabricante.

Se trata de un monovolumen que en marcha resulta muy directo y preciso. Agradable de llevar, con mucha tecnología de vanguardia, estrenada antes que en vehículos superiores de la marca, como el nuevo BMW Serie 3. Y, como buen monovolumen, presume de un buen espacio interior para su tamaño, bastante modularidad y un maletero notable como coche para la familia, como puedes ver en este vídeo:

Decidimos probar a fondo esta unidad con motor diésel. Es interesante para muchos, pues consume mucho menos que su equivalente de gasolina. A pesar de que el diésel ya no es más barato como la gasolina (con precios muy similares en los últimos meses, o incluso algo superiores), el ahorro se nota.

Eso sí, por el BMW Serie 2 Active Tourer diésel, el 118d, hay que pagar 37.700 euros, 2.000 más que por el gasolina 118i (ver prueba), que cuenta con un sistema mild Hybrid que le otorga la etiqueta ECO, a costa de perder algo de maletero. La diferencia en consumo es bastante notable, así que, a poco que realizes más de 10.000 km al año no tardarás en amortizar la diferencia. Has de recordar que estás ante un BMW, con lo que los extras que quieras equipar sumarán una cantidad a ese precio de partida. Y si lo del motor diésel no lo tienes claro, siempre puedes apostar por el renting como alternativa a la compra hasta que el futuro de este combustible se aclare un poco.    

Galería de fotos:

  • BMW
  • BMW Serie 2 Active Tourer
  • monovolumen
  • videoprueba