Como muchas disputas en la vida, Audi y BMW siempre han sido rivales. Ambos fabricantes ofrecen berlinas medias de alta gama equipadas con tracción total. La firma de los cuatro aros se hizo famosa gracias a su sistema Quattro, mientras que BMW, a pesar de haber sido una gran defensora de la propulsión, también desarrolló su propio sistema de tracción integral, bautizado como xDrive.

Innumerables vídeos en Internet pretenden dar una respuesta a la pregunta de qué sistema es mejor, pero, sinceramente, ninguno de ellos parece ser completamente objetivo. De la mano de Tire Reviews en YouTube, que decidió poner neumáticos de invierno Nokian Hakkapeliitta idénticos en un BMW Serie 3 xDrive (F30), un Audi A4 Quattro (B9) y un Jaguar XE AWD para comparar el comportamiento de los coches tanto en la nieve como en el hielo.

El sistema Quattro funciona de manera similar a todos los vehículos del Grupo VAG con motor longitudinal y tracción total. Este emplea un diferencial de tipo Haldex, y solo entrega potencia a las ruedas traseras cuando es necesario. Esto ahorra combustible, dado que en la mayoría de ocasiones no es necesaria la motricidad en ambos ejes. El caso de las berlinas de BMW y Jaguar es similar, salvo que es son las ruedas traseras las que siempre imprimen movimiento.

“Después del vídeo comparativo entre los sistemas de tracción total y los neumáticos de invierno del año pasado, donde todos me decían que era un idiota por usar un BMW y que debería haber usado un Audi, pensé que trataría de demostrarle al mundo que ya no había tanta diferencia entre los dos sistemas. Con suerte, este video ayudará a cualquier argumento futuro de la lucha Quattro vs. xDrive”, explica Jonathan Benson, de Tire Reviews.

Es importante tener en cuenta que los neumáticos empleados en el Audi y el BMW tienen exactamente el mismo tamaño en este vídeo, mientras que el Jaguar funciona con una goma ligeramente diferente. Además, los tres vehículos tienen una relación potencia-peso muy cercana y los tres tienen transmisiones automáticas. Otra cosa que hay que destacar es el menor par motor del BMW, al ser el único competidor equipado con un motor de gasolina (320i).

Las evaluaciones de Tire Reviews comienzan con una prueba de tracción en la nieve o, simplemente, una carrera de resistencia sobre la resbaladiza superficie. La segunda prueba coloca los tres sedanes en un lago congelado para otra parte de los duelos. Lo siguiente es una ascenso por una pendiente nevada de 10 grados de inclinación entre la pareja germana, donde el resultado sorprendió, más teniendo en cuenta el famoso anuncio de la tecnología Quattro.

Sin embargo, la prueba más reveladora fue la última: prueba dinámica en circuito. Con el control de tracción activado, el A4 fue el mejor y el más rápido. Sin embargo, con el control de tracción desactivado, el BMW es más divertido de conducir y el más rápido, siendo el más fácil de deslizar. El felino inglés fue la sorpresa destacada sobre el circuito de nieve, siendo un poco más lento que el BMW, pero en realidad también el más divertido de manejar.

Fuente: Tire Reviews

Vía: YouTube

1 COMENTARIO

Deja una respuesta