El McLaren Senna es uno de los superdeportivos más espectaculares del panorama actual. Compartir nombre con el piloto brasileño Ayrton Senna es una gran responsabilidad, pero este ejemplar parece no quedarse atrás. Es el heredero espiritual del mítico McLaren F1 y una evolución del anterior McLaren P1, al que mejora en prácticamente todos los aspectos. Ahora salen en vídeo algunos de los secretos del modelo.

Como el resto de modelos de producción, el Senna tuvo que enfrentarse a duras pruebas durante su fase de desarrollo. El Circuito de Kyalami (Sudáfrica) se convirtió en el enclave perfecto para probarlo en un trazado exigente y a altas temperaturas. El objetivo principal era que tuviera un comportamiento muy similar al de los coches de competición, buscar un rendimiento sin precedentes.

Gareth Howell, piloto de pruebas de la marca de Woking, fue uno de los encargados del desarrollo del McLaren Senna. En el vídeo comenta aspectos como la importancia del bajo centro de gravedad del vehículo, de su efectividad a altas velocidades o de su sobresaliente potencia de frenado de sus discos carbocerámicos. Tampoco se deja atrás su aerodinámica activa (capaz de generar hasta 800 kg de carga), que ayuda a que el comportamiento sea ejemplar en cualquier tipo de situación.

El McLaren Senna equipa el motor V8 biturbo de 4.0 litros ligado a una transmisión automática de doble embrague. Produce nada menos que 800 CV y 800 Nm de par, teniendo unas prestaciones a la altura de pocos. Acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, de 0 a 200 km/h en 6,8 segundos y alcanza una punta de 340 km/h. Las 500 unidades que se van a producir ya tienen dueño y habrá una versión más radical el año que viene: el McLaren Senna GTR.

Fuente: McLaren

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta