A partir del próximo 29 de enero, más de 7.000 kilómetros de carreteras convencionales de nuestro país reducirán su límite de velocidad en un 10%, pasando de 100 a 90. Esta medida fue aprobada el pasado 28 de diciembre por el Consejo de Ministros y fue publicada en el BOE el día 29 del mismo mes.

Bajo el lema “Menos velocidad, más vidas en la carretera. Mejor más despacio” la DGT lanza una campaña informativa cuyo objetivo es concienciar a los conductores de que una menor velocidad supondrá menos daño en caso de accidente.

En este tipo de vías la velocidad está detrás de un importante número de salidas de la carretera, siendo éstas el accidente más frecuente en las carreteras convencionales. Cada año fallecen más de 1.000 personas en este tipo de carreteras.

La campaña de la DGT está compuesta por un total de 4 vídeos que serán difundidos en diferentes redes sociales como Facebook, Instagram o Youtube y harán referencia a distintos aspectos relacionados con la siniestralidad.

En el primero de ellos “se contextualiza la siniestralidad de las carreteras convencionales” y da a conocer algunas consecuencias de la velocidad excesiva. Algunas de ellas son la pérdida de control, salida de la vía, invasión del carril contrario

Al final del vídeo se pide a los conductores que no piensen que esta medida en la reducción de la velocidad no es “para molestar”, sino que es “para hacer que la cifra de víctimas baje”. Los siguientes vídeos asaltan la relación entre la velocidad y la distancia de frenado o la velocidad y la pérdida del ángulo de visión.

Con esta medida España se sitúa entre los Estados de la Unión Europea  que han adoptado
medidas de reducción de las limitaciones de velocidad en este tipo de vías como Bélgica, Croacia, Grecia o Italia.

Fuente: DGT

1 COMENTARIO

  1. Normal que haya más accidentes con la reduccion de velocidad. Yo creo que muchos conductores, nos estamos fijando más en el velocimetro que en la carretera. Me pregunto: por qué dejan estas decisiones en manos de cuatro esgarramantas de politicos y los directores generales de carreteras que se dedican a cobrar comisiones de los contratistas. EN FIN ……..

Deja una respuesta