El cinturón es el elemento más importante para la seguridad pasiva porque es el freno de tu cuerpo en caso de impacto. A pesar de lo que puede parecer, el cinturón no sirve para que los pasajeros no se muevan en caso de choque, sino para que amortigüen su deceleración. Se podría decir que, en cierto modo, el cinturón actúa como un paracaídas.

Además, el cinturón no es un elemento aislado, sino que forma parte de un conjunto de seguridad con los otros sistemas principales de retención (airbags y reposacabezas) y estos últimos pueden no servir si no llevas abrochado el cinturón.

En 1958, Nils Bolhin, un ingeniero de la casa Volvo, patentó el cinturón de tres puntos de anclaje; un año más tarde se ofrecía de serie en todos los modelos de la marca. Desde entonces, el cinturón de seguridad se ha convertido en el mejor sistema de seguridad pasiva. Según un estudio realizado por la National Highway Traffic Safety Administration, el cinturón de seguridad salvó la vida a cerca de 10.000 personas en el año 95, es decir, unas 27 vidas al día.

También seguro que también te suena las pruebas de choque que se realizan con maniquíes. Éstos tienen un estatura de 1,74 metros y pesan aproximadamente 76 kilogramos, la fuerza que ejercen sobre el cinturón en caso de impacto es de ¡1000 kg!, y el cuerpo se desplaza unos 25 cm hacia delante. ¿Te imaginas un impacto sin cinturón?

VW-Golf-EuroNCAP-2

Uno de los mayores peligros es la manipulación del sistema con una pinza (mucha gente la utiliza para que el cinturón no apriete), y de esta manera el desplazamiento del cuerpo es mayor al coger holgura el cinturón. Otro error que resta seguridad a la conducción es el uso de prendas gruesas, ya que se pierde eficacia en la retención del cuerpo. Es algo particularmente importante con niños en sus sistemas de retencón infantil

Hablemos de cifras para ver realmente los resultados del uso del cinturón de seguridad. En caso de choque frontal disminuye un 90% el riesgo de fallecimiento y heridas graves. En caso de que la colisión venga de la parte trasera, reduce en un 50% el riesgo de fallecimiento.

Partes del cinturón de seguridad

Pero entremos más en detalle. El mecanismo de un cinturón consta de los siguientes sistemas:

  • El sistema de bloqueo angular, que impide que salga la cinta cuando excede un valor determinado.
  • El sistema de bloqueo por sensibilidad de cinta impide la salida de cinta cuando el ocupante se mueve bruscamente hacia adelante (actúa en choques frontales).
  • El sistema limitador de carga permite que la cinta salga entre 5 y 7 centímetros cuando la fuerza sobre el pecho o pelvis ha alcanzado una cierta presión, de esta manera se evitan las lesiones internas o los problemas cervicales.

Tipos de cinturones

En la actualidad existen cuatro tipos de cinturón, unos más eficaces que otros:

cinturon-de-seguridad

 

  • Torácicos (muy poco recomendables por separado).
  • Abdominales (típicos de la plaza central trasera que ya tienden a desaparecer).
  • Arneses (típicos de coches de competición)
  • Mixtos o de tras puntos de anclaje:  Los más comunes, una combinación de los abdominales y de los torácicos, reducen el desplazamiento del cuerpo. Las marcas ya incorporan este tipo de cinturón en la plaza central trasera, en sustitución de los abdominales, para mejorar la seguridad.

 

Efecto Submarino

efecto-submarino-600px

Resulta muy peligroso llevar un cinturón holgado, pero ¿sabes qué es el efecto submarino? Pongamos un ejemplo práctico. Imagina un día soleado de playa, hace tanto calor que decides darte un bañito para refrescarte. Al salir del agua miras el reloj y… ¡qué tarde es!, por lo que no te da tiempo a secarte el bañador y al coger el coche decides poner una toalla en el asiento para no empapar la tapicería.

Ésta acción es muy común y desgraciadamente muy peligrosa. ¿Por qué? En caso de frenazo tu cuerpo se desliza por debajo de la banda abdominal del cinturón de seguridad. En consecuencia, aumenta el riesgo de chocar contra el volante e incrementa la probabilidad de sufrir graves lesiones en la piernas.

Excusas más frecuentes para no utilizarlo:

  • Llevo un cochazo que lleva muchos sistemas de seguridad: Vale sí, pero recuerda que te hemos dicho anteriormente que el cinturón es el sistema de seguridad más importante.
  • No me hace falta, yo no tengo accidentes: ¿Eres vidente?
  • Conozco gente que se ha salvado sin llevarlo puesto: Pues han vuelto a nacer.
  • El cinturón no sirve para nada: Reduce la posibilidad de muerte en un 60 %, ¿estás seguro?
  • En ciudad no sirve: a partir de los 40km/h un golpe frontal puede ser mortal.
  • En recorridos cortos no sirve: ¿Qué más da un recorrido largo o corto?. ¡Estás conduciendo igualmente!
  • El cinturón me resulta incómodo: Más incómodo es lamentar la pérdida de un familiar.

Si al leer esto todavía no estás muy convencido de su eficacia, te ponemos un vídeo para que lo veas de una manera más intuitiva. Protégete a ti y a los tuyos, incluso ya puedes proteger a tu perro.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta