El fabricante alemán ha anunciado su plan estratégico para los próximos cuatro años. Entre los objetivos de Audi se encuentran el lanzamiento de dos nuevos SUV (Q8 y Q4), de tres coches eléctricos y el desarrollo de su tecnología autónoma.

Audi actualizará significativamente su gama de modelos en los próximos años. Además del lanzamiento del nuevo Audi A8, irán introduciendo nuevas generaciones de modelos con importantes volúmenes de ventas a lo largo de 2017. Entre ellos destacan los renovados Audi Q5 2017 y Audi A5 2017. Por su parte, el Audi Q2 estará disponible en otros mercados internacionales donde aún no está presente actualmente.

La firma de los cuatro aros fortalecerá su gama alta con la segunda generación del Audi A7 Sportback, un modelo que llegará al mercado en 2018. En el mismo año, el Audi Q8 complementará la familia SUV de la marca (siguiendo los pasos del Audi Q8 Sport Concept) . También está prevista la llegada de otro nuevo todocamino para 2019: el Audi Q4, un SUV que competería directamente con el Mercedes GLC Coupé 2017 y el BMW X4 2014.

Además, la marca alemana tiene previsto el lanzamiento de tres nuevos modelos 100 % eléctricos de aquí a 2020. En este periodo, también electrificará algunos de sus vehículos actuales. En los últimos años, Audi ha dejado patente su interés por fomentar la movilidad sin emisiones: ya ha formado a más de 6.000 empleados para que trabajen con este tipo de tecnología y está involucrado en el desarrollo de una infraestructura pública de carga rápida.

Como marca pionera dentro del Grupo Volkswagen, Audi está acelerando también la tecnología para los coches autónomos. El fabricante ha creado una nueva filial –Autonomous Intelligent Driving GmbH – en Múnich, que está trabajando en un sistema para vehículos autónomos urbanos.

El objetivo es que dicha tecnología se aplique en los modelos de varias marcas y que sea un componente clave para otros servicios de movilidad del futuro, como por ejemplo los taxis autónomos. Al mismo tiempo, Audi está desarrollando sistemas de conducción autónoma para otras situaciones de tráfico, como la circulación por autopistas o por carreteras nacionales. En este sentido, el nuevo Audi A8 introducirá por primera vez un sistema de conducción autónoma de nivel 3. Esta tecnología permitirá soltar los mandos del vehículo durante los atascos y a velocidades de hasta 60 km/h.

Desde la firma han anunciado que están “abiertos a cooperar con otros socios del sector de la automoción y de las tecnologías de la información”. Tal vez Intel debería tomar nota, ahora que posee la tecnología de conducción autónoma de Mobileye.

Fuente: Audi
Galería de fotos del Audi Q8 Sport Concept:

Ver galeria (34 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta