El Volvo XC90 T8 Twin Engine será tan solo el primero de la nueva hornada de coches híbridos enchufables y eléctricos, de los que la marca sueca quiere inundar el mercado. En los nueve años venideros, de aquí a 2025, habrá, según ellos, un millón de vehículos híbridos y eléctricos de la compañía circulando por el mundo.

Tamaño propósito sólo podrán conseguirlo con más producto… y anuncian una avalancha, nada menos que habrá dos versiones híbridas de cada modelo de su gama y lanzando su primer vehículo totalmente eléctrico en 2019. “Un objetivo deliberadamente ambicioso”, afirma Håkan Samuelsson, presidente y director ejecutivo, para demostrar que “Volvo quiere estar a la vanguardia del cambio hacia la electrificación”.

Volvo XC90 T8 Plug-In Hybrid 2015 04

Volvo Cars lleva cinco años preparándose para la llegada de los vehículos eléctricos desarrollando dos nuevas plataformas para vehículos grandes y pequeños. La primera es la plataforma de arquitectura escalable de productos (SPA), sobre la que se fabrican el XC90 2015, el S90 2016, el V90 2016 y próximanente la serie 60. La otra es la plataforma de arquitectura modular compacta (CMA), sobre la que se asentará la futura Serie 40 (contará con tres carrocerías distintas, al igual que las otras familias. Pues bien, ambas ya podrán incorporar tanto tecnología híbrida como totalmente eléctrica.

El millón de vehículos hace referencia a un total acumulativo y el nuevo objetivo ya tiene nombre: omtanke, una palabra sueca que significa “consideración” o “cuidado”. Se une así al objetivo de que en 2020 ninguna persona muera ni resulte gravemente herida en un vehículo Volvo de nueva generación y que, ese mismo año un 35 % de sus puestos directivos estén ocupados por mujeres. Medio ambiente, seguridad y equidad. Esos serán los tres puntales de la firma sueca, para “crecer de forma responsable”

Fuente: Volvo
Galería de fotos:

Ver galeria (1 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta