Somos incorregibles. Cuando se lanzó el nuevo MINI 2014, además de las novedades estéticas y de equipamiento propias de una nueva generación, la principal sorpresa llegaba de la mano de las mecánicas de tres cilindros, tanto en diésel como en gasolina. Durante la presentación de la gama, no obstante, sucumbimos ante la estética y los números que ofrecía la variante de gasolina de cuatro cilindros, el MINI Cooper S, con el que tuvimos un contacto. Pero llegó la primera ocasión de ponernos más en serio al volante del modelo… y reincidimos.

Así que aquí estamos de nuevo, al volante del MINI Cooper S, la variante de gasolina más potente de la gama (con permiso del MINI JCW, obviamente). Y es que, reconozcámoslo, MINI se ha ganado a pulso ser considerada una marca Premium y nosotros somos de los que pensamos que ese toque especial debe abarcar también a la parte mecánica, no quedarse en un logo sobre el capó.

MINI_Cooper_S_074

Si en el primer contacto nos encandiló su dinámica, a pesar de no poder llevarlo más que unos pocos kilómetros por los alrededores de Madrid, ahora es el momento de probar a ver si la generación actual es capaz de seguir arrancando sonrisas cada vez que tomas curvas.

El MINI actual comparte plataforma (para ahorrar costes no podía contar con una base exclusiva como hasta ahora) con otros productos de tracción delantera (o integral) de BMW. La plataforma UKL1 la equipan ya el BMW X1 2015 (ver prueba) o el BMW Serie 2 Active Tourer 2014 (ver prueba) y es posible que el futuro Serie 1 la equipe (el compacto bávaro mantiene su esquema de propulsión, que probamos). ¿Se portará tan bien como hasta ahora el MINI Cooper S con esa plataforma? Pasemos a comprobarlo.

Exterior

MINI_Cooper_S_006

Ya habrás oído mil y una veces eso de que el MINI ya no es tan MINI. Y es cierto. A lo largo de los 16 años que ha durado esta segunda vida, en brazos del Grupo BMW, el diseño original de Frank Stehpenson ha tenido que ir adpatándose a tamaños cada vez mayores. Son ya tres generaciones de MINI en la “casa” BMW y aunque sigue reconociéndose como un MINI de un primer vistazo, hay muchos cambios respecto al anterior modelo.

Si echamos mano de un metro, observaremos cómo sus dimensiones han crecido en 100 mm de longitud, 30 mm de anchura y solo 7 mm de altura. Ahora mide en total 3.850 milímetros de largo, 1.727 de ancho y 1.414 de alto, con una mayor distancia entre ejes, de 2.495 mm, pero también con unos mayores voladizos, la que era una de las mayores señas de identidad del modelo anterior. Nuestro modelo contaba con unas llantas de diez radios dobles de 17 pulgadas, pero puede contar con otras de hasta 18, nada mçás y nada menos.

MINI_Cooper_S_003

Pese al aumento de cotas, vemos cómo las proporciones se han mantenido relamente bien. Donde mayores cambios observamos es en el frontal, la “cara” del modelo. Cuenta con la típica parrilla hexagonal con marco cromado y la letra “S” en rojo. El capó cuenta con una toma de aire que le da mucha personalidad estética… si bien no cumple la función esperada de ventilación del motor, facilitando la entrada de aire. Lo que sí hace es dotar al coche de personalidad y garra… además de diferenciarlo de otras versiones de la gama más mundanas.

MINI_Cooper_S_004

Desde luego, cualquier persona sin conocimientos del mundo del motor lo reconocerá de inmediato. Lo que más llama la atención son los faros delanteros, que incluyen un aro de luz diurna de diseño muy atractivo. Puede equipar iluminación FULL LED, de un rendimiento muy bueno.

MINI_Cooper_S_005

En la zaga destaca sobremanera el tamaño de las ópticas traseras. Esta versión cuenta con dos salidas de escape en la parte central, flanquedas por un par de antinieblas. Las luces de la matrícula y pilotos traseros también incorporan LED, aumentando la sensación de calidad. El nivel de cuidado de todos los detalles, que puedes observar detenidamente en la galería de fotos de este artículo, es realmente excepcional.

Interior

MINI_Cooper_S_037

El aumento de tamaño ha conseguido que el interior del coche crezca en consecuencia. Hay espacio suficiente en las plazas delanteras, que mantiene el asiento en posición muy baja para acentuar las sensaciones de conducción de las que siempre ha hecho gala el modelo… pero que dificulta algo la entrada.

MINI_Cooper_S_039

Los asientos de esta versión son muy deportivos y serán tus mejores aliados a la hora de enfrentarse a las curvas, ya que sujetan muy bien el cuerpo sin llegar a la incomodidad de los bacquets a la hora de realizar un viaje más largo. Puede, eso sí, que los conductores más orondos sean algo estrechos. Esto, unido a que los paneles de las puertas y el salpicadero quedan a una altura considerable (enfatizados por la posición de conducción baja) pueden hacer que el habitáculo resulte para algunos algo claustrofóbico…. pero sin duda deportivo.

MINI_Cooper_S_040

Otra cosa son las plazas traseras. Siguen teniendo un acceso bastante complicado, si bien dos ocupantes no tendrán demasiados problemas de altura. En este sentido, haber homolgado el coche para cuatro plazas, en lugar de cinco, ha conseguido dos buenos asientos traseros. No se pasarán demasiados agobios de altura (salvo algún jugador de baloncesto, claro), pero acomodar los pies bajo los asientos delanteros continúa siendo bastante engorroso. Un punto a favor de esas plazas es que cuentan con reposacabezas regulables en altura.  MINI_Cooper_S_030

El puesto de conducción es muy deportivo… y los acabados están realmente a la altura de un coche de su precio, ya que transmite sensaciones muy buenas, tanto a la vista como al tacto. También los ajustes entre piezas son excelentes.

MINI_Cooper_S_033

La disposición de mandos (realmente numerosos en esta versión repleta de extras) es muhco más lógica que antaño. Ahora el velocímetro está en un lugar mucho más visible (si bien hay que reconocer que ubicarlo en el centro del salpicadero le daba un toque retro muy característico).

MINI_Cooper_S_054

Hay numerosos detalles de esos que enamoran y hace que el MINI sea un coche único, como la palanca roja de arranque y detención del motor, que se ilumina al entrar al coche antes de ir apagándose poco a poco, como pidiendo veladamente que pongamos en funcionamiento la mecánica. Todos esos mandos, que parecen sacados de la cabina de un avión, ayudan a crear un ambiente realmente exclusivo.

MINI_Cooper_S_044

En el centro de la cosola destaca el sistema de infoentretenimiento, enmarcado en una gran esfera, en nuestro caso con una espectacular pantalla de 8,8 pulgadas a color y alta resolución (de serie cuenta con una más sencilla, de 6,5 pulgadas). No es táctil, sino que se dirige mediante el Mini Controller (un mando rotatorio clçonico del iDrive que utiliza BMW. Cuando el ccoche cuenta con los modos de conducción MINI Driving Modes, el tono del anillo LED cambiará de color para reflejar el estilo de conducción (amarillo en modo Standard, rojo en modo Sport y verde en modo ECO). También cambia al manipular el climatizador, pero es totalmente configurable.

Maletero

MINI_Cooper_S_062

No nos engañemos. Para las capacidades que observamos en el segmento de los utilitarios, donde se enmarca el MINI, sigue siendo pequeño. Cierto es que sus 211 litros de capacidad ya hacen que sea algo más que testimonial (ha ganado nada menos que 51 litros respecto a la anterior generación), pero se nos antoja pequeño si tenemos en cuenta que estamos ante un coche de casi cuatro metros de longitud.

MINI_Cooper_S_064

MINI_Cooper_S_065
MINI_Cooper_S_066

A falta de capacidad, bienvenidos sean los elementos prácticos. En MINI han optado por un sistema de doble fondo que facilita aprovechar mejor el cofre. En nuestra unidad de pruebas contaba un botiquín, los triángulos, un extintor y aún habría sitio para ocultar más cosas como un ordenador portátil, un bolso…

Si los usuarios necesitan más espacio, se pueden abatir los dos respaldos de los asientos traseros. No queda una superficie plana, pero si es necesario la bandeja puedecolocarse en una posición algo más elevada para conseguirlo.

Equipamiento

MINI_Cooper_S_047

El equipamiento del nuevo MINI en esta variante Cooper es bastante decente, si bien en la dotación de partida se echan de menos el kit manos libres bluetooth, el sensor de lluvia y luces o el retrovisor interior antideslumbramiento o el acceso sin llave. El listado de opcionales para completarlo es, sencillamente abrumador. Estrenó en su día sistemas nunca vistos en coches tan pequeños, como la cámara posterior para facilitar maniobras, sensores de aparcamiento delante y detrás…

Otros detalles de categoría superior son los faros faros de iluminación por LED (que iluminan realmente bien), el detector de peatones con frenada automática o el HUD (Head Up Display) que proyecta las informaciones para el conductor sobre una pantalla sobre el salpicadero (que desaparecen con gafas polarizadas).

MINI_Cooper_S_048

No se ha escatimado un ápice en tecnologías de ayudas a la conducción, como el control de crucero adaptativo, regulación automática de luz de largo alcance, detección de señales de tráfico…

MINI_Cooper_S_050

De serie equipa una pantalla de TFT de cuatro líneas y opcionalmente se puede montar la pantalla a color de 8,8 pulgadas. Las funciones del navegador, sistemas de información y entretenimiento, teléfono y funciones de coche, se controlan mediante el mando MINI Controller, colocado en el túnel central entre los asientos, tras la palanca del cambio.

Mención aparte merece el sistema MINI Connected, que conecta el smartphone al nuevo MINI. Es compatible con Android e iPhone. Cuenta con dos niveles aparte del básico (MINI Connected, que permite acceder a redes sociales, funciones de teléfono, mensajes, correo electrónico, podcast y música y MINI Connected XL, con más aplicaciones y asistente de viaje.

MINI_Cooper_S_059

Es realmente sorprendente que un coche tan pequeño pueda contener tanta tecnología. Uno a veces se pregunta si es necesaria. Para facilitar la elección, en la marca han estructurado aqquellos opcionales más demandados y los han agrupado en tres diferentes paquetes:

Paquete Peeper: incluye alfombrillas de velours, ajuste de altura en asiento de acompañante, paquete de compartimentos, MINI Excitement package, luces antiniebla, sensor de lluvia y luces automáticas, ordenador de abordo y paquete de iluminación interior.

Paquete Chili: Suma a lo anterior una tapicería de tela y cuero, volante multifunción con control de crucero, MINI driving modes, intermitentes blancos, llantas de aleación ligera de 16″ Victory Spoke, asientos deportivos para conductor y acompañante…

 

MINI_Cooper_S_043

Paquete Wired: añade el sistema de navegación Professional, preparación Bluetooth ampliada para teléfono móvil, MINI Connected XL.

 John Cooper Works Interior: puede contar (van por separado, nuestra unidad contaba con casi todos ellos) el volante multifunción, volante de cuero John Cooper Works, guarnecido interior del techo en Anthracite, acabado MINI John Cooper Works en las molduras de entrada, empuñadura de la palanca de cambios MINI John Cooper Works en cuero, pedales y reposapiés de acero inoxidable, asientos deportivos…

John Cooper Works Exterior. Puede incluir (también se pagan por separado) las llantas de aleación ligera Track Spoke de 17 pulgadas, spoiler trasero, kit aerodinámico JCW, configuración de suspensión deportiva, control de rendimiento, llantas de aleación ligera JCW Cup Spoke de 18” en bitono…

MINI_Cooper_S_014

De este modo, si un MINI Cooper S parte de 27.700 euros, una vez que añadimos los opcionales de nuestra unidad de pruebas, nos colocamos en más de 39.000 euros. Algunos como las luces LED, los asientos en piel deportivos o el paquete de visibilidad de luces son aconsejables, pero los 500 euros del HUD, el sistente de aparcamiento con sensor de espacio lateral pueden ser prescindibles, Otros, como los asistentes de conducción (1.050 euros) o la suspensión electrónica adaptativa (550 euros) serán aconsejables en función del uso que se le de al coche.

Hablamos en todo momento de precios recomendados por la marca. Siempre puedes localizar en coches.com el concesionario oficial de la marca que te ofrezca la mejor oferta de MINI nuevo, configurarlo a tu gusto con extras y paquetes (actualizado mensualmente), así como comparar el seguro para dar con el que más se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

Motor

MINI_Cooper_S_067

El MINI Cooper S cuenta con un motor de cuatro cilindros que ofrece 192 CV de potencia entre 4.700 y 6.000 rpm y 300 Nm de par entre 1.250 y 4.750 vueltas. Sobre el papel, un motor muy elástico con mucha potencia en casi toda la curva de par.

Las prestaciones son muy buenas, ya que anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, así como una velocidad punta de 235 km/h. Con un peso de 1.235 kilos (en la media de su categoría, homologa un consumo medio de 5,7 l/100 km.

MINI_Cooper_S_068

El bastidor tiene columnas McPherson delante y un sistema multibrazo en el tren trasero, único en su categoría. Nuestra unidad cuenta con amortiguación pilotada, que cambia de tarado según la posición del selector de modo de conducción (se cambia con un mando integrado en la base de la palanca de cambios).

Comportamiento

MINI_Cooper_S_085

Cuando sales a la carretera compruebas que el MINI es un producto más maduro que antes no solamente en su aspecto exterior y, sobre todo en su interior, sino también en su pisada. El habitáculo está realmente bien insonorizado y la dirección filtra a la perfección las irregularidades del asfalto.

Es un coche rápido, como dicen los datos de su ficha técnica… e incluso parece en ocasiones que cuenta con más potencia de la anunciada (que no es poca), ya que la entrega desde casi el mismo momento en que pisas el acelerador.

MINI_Cooper_S_080

Lo mejor llega a la hora de enfrentarse a las curvas. Con el coche en su modo más deportivo la carrocería se mantiene firme, por más que haya baches en el asfalto que puedan cambiar su trazada, no lo hace. Pisa muy bien y el único pero en lo dinámico es la desacertada elección de neumáticos, unos Michelin Primacy 3 en medidas 205/45 R17 88W con muy poco agarre lateral. Y es que, por capacidad de motor y chasis, el coche pide a gritos una monta más deportiva, acorde con su carácter. Sufrimos  constantes pérdidas de tracción incluso en los modos de conducción menos deportivos. Más propios de una “tranquila” variante turbodiésel…

La suspensión es dura, como no podía ser de otro modo, algo que agradecerán sin duda los más apasionados de la conducción “espirtuosa”, pero en un uso normal no llega a ser demasiado incómoda. Lógicamente, los consumos se disparan cuando practicamos conducción deportiva, pero a velocidades legales, en carretera abierta y ciudad, es sencillo lograr consumos menores a 7 l/100 km, una buena cifra para un motor de dos litros de cilindrada, que ofrece par y potencia a casi cualquier régimen.

Veredicto Coches.com

MINI_Cooper_S_073

MINI ha sabido ofrecer un producto mucho más redondo y completo sin renunciar a su esencia. Ya no se trata de un coche incómodo para el día a día y su equipamiento está ya sin duda a la altura de su elevado precio…

Puede que quienes persigan el espíritu más rebelde de este auténtico icono y busquen una conducción más agresiva deban dirigir sus miras hacia el MINI JCW (231 CV), mucho más extremo. Este Cooper S es más utilizable a diario, no tan radical en su puesta a punto, que sigue, como hemnos visto, sin renunciar a la deportividad.

MINI_Cooper_S_028

Teniendo en cuenta que se trata de un coche de capricho (sobre todo a medida que comenzamos a encapricharnos con su equipameinto extra), ¿qué rivales tiene? Puede que el DS3 Performance de 208 CV sea el único que ofrezca un diseño diferenciado al tiempo que motor competente, pero su comportamiento dinámico no está a la altura de lo que es capaz de ofrecer este MINI Cooper S.

El Audi A1 ofrece un planteamiento premium y de equipamiento a la altura, pero hay que irse al Audi S1 (más caro) para encontrar una variante que se le acerque en comportamiento. Y es que la puesta a punto del coche nos ha parecido realmente fabulosa.

Y en el lado más “mundano” los Peugeot 208 GTI (200 CV), el Seat Ibiza Cupra o el Volkswagen Polo GTI (ambos con 192 CV), el Opel Corsa OPC (215 CV) o el Ford Fiesta ST no cuentan con esa imagen y exclusividad que emana el MINI, amén de esa suspensión firme y seca que puedes domar con facilidad con los Modos de conducción.

Valoración_MINI_ Cooper_S

Galería de fotos:

Ver galeria (87 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta