Logo de Noticias Coches
RENAULT MEGANE E-TECH ELECTRIC (BCB)
Luis Blázquez

Si compro un coche eléctrico, ¿cuántos kilómetros de autonomía puedo perder al año?

Lo llevamos diciendo desde que han comenzado a proliferar: una de las mayores preocupaciones de la potencial clientela de un coche eléctrico es la autonomía. Realmente, aunque ya hayamos visto que no hay por qué preocuparse en exceso, a las personas les inquieta no tener la suficiente autonomía para sus trayectos diarios y viajes ocasionales, ni tampoco que esta disminuya con el inexorable paso del tiempo por la degradación de la batería. Este es el punto en que en esta ocasión nos queremos centrar.

¿Un coche eléctrico pierde autonomía con los años? En pocas palabras, la respuesta es , porque es como un teléfono móvil. Cuando lo usas por primera vez, la batería tiene una vida útil del 100 % y no perderá energía rápidamente. Pero, a medida que continúes usando el vehículo, la salud de esta comenzará a agotarse y el coche, consecuentemente, perderá autonomía. Y esto seguirá sucediendo con el paso del tiempo y de los kilómetros. Al llegar momento el que el rendimiento de la batería es casi irrisorio, es necesario reemplazarla por completo.

Si bien se ha verificado que los coches eléctricos tienen costes de propiedad considerablemente más bajos en comparación con sus contrapartes de combustión interna, conocer la longevidad de la batería sigue siendo un tema ambiguo. De manera similar a como la población se pregunta cuánto pueden durar las baterías, los fabricantes a menudo cuestionan el mismo tema. Si buscas conocer los detalles de la vida útil de una batería, tenemos un artículo dedicado. Aquí pasaremos por los motivos más importantes de su degradación y la pérdida de autonomía.

¿Qué factores ayudan en la degradación de la batería de un coche eléctrico?

Como hemos visto en otras muchas ocasiones, hay muchos factores a tener en cuenta cuando hablamos de la degradación de la batería de un coche. Sin embargo, hay cuatro de ellas en boga para todos los modelos, como veremos a continuación:

Carga rápida: en sí misma, no tiene por qué causar necesariamente una degradación acelerada de la batería, pero el aumento de la carga térmica puede dañar los componentes internos de las celdas. El daño de estos componentes internos conduce a que se puedan transferir menos iones de litio desde el cátodo al ánodo. Sin embargo, la degradación que enfrentan las baterías con la carga rápida no es tan alta como algunos podrían pensar, o al menos no tanto como los siguientes factores.

Temperaturas ambientales: las temperaturas más frías pueden ralentizar la tasa de carga de un coche eléctrico y limitar temporalmente la autonomía general. Las temperaturas cálidas pueden ser beneficiosas para una carga rápida, pero una exposición prolongada a las condiciones cálidas puede dañar las celdas. Por lo tanto, si este automóvil está fuera durante períodos prolongados, es mejor dejarlo enchufado para que use la toma de corriente para acondicionar la batería.

Kilometraje: como cualquier otra batería de iones de litio recargable, cuantos más ciclos de carga vivan, más se desgastarán las celdas. Por ejemplo, cuando Tesla presentó el Model S en 2012 ya avisó de que la degradación su batería sería de un orden del 5 % después de superar los 40.000 kilómetros. Otro 5 % se perdería después de superar los 320.000 km. Por supuesto, los números no tienen en cuenta valores atípicos con celdas defectuosas o distintas condiciones de uso.

Tiempo: a diferencia del kilometraje, el tiempo suele ser lo peor para las baterías. Hay quienes han declarado que han perdido alrededor del 35 % de la capacidad total de la batería al final de un período de ocho años. Si bien este porcentaje es alto, las opciones de batería refrigeradas por líquido deberían tener porcentajes de degradación mucho más reducidos en comparación a las de “primera generación”, como la empleada por el Nissan Leaf lanzado al mercado en 2010.

¿Cuántos kilómetros de autonomía puede perder un coche eléctrico?

Esto variará de un vehículo a otro por varias razones diferentes. El primer factor importante será la marca y el modelo. En algunos, las baterías durarán mucho más que en otros. La segunda cosa que puede tener un efecto en la pérdida de autonomía de un automóvil es cuánto se usa, como recién hemos mencionado. Cuanto más lo conduzcas, más desgaste sufrirá la batería, más veces se agotará y más veces necesitarás recargarla, lo que se llaman los ciclos de carga. Por lo tanto, a mayor uso, más rápido se perderán los kilómetros que podría llegar a ofrecer.

Otro motivo que puede tener un efecto importante en la vida de la batería es cómo la cuidas. El mimo de la batería es fundamental para que dure el mayor tiempo posible. Las baterías de los coches eléctricos están diseñadas para mantenerse siempre entre un 20 y un 80 % de carga. El dejar que la batería caiga por debajo de eso, o llenarla al 100 %, puede derivar en que la batería pierda autonomía más rápido. De cualquier forma, su longevidad está asegurada (literalmente), al menos, 150.000 kilómetros, y con una salud no peor del 75 % (teóricamente).

Traducido en cuentas rápidas, si con el vehículo recién salido del concesionario podíamos cubrir 400 kilómetros con la batería al completo, cuando haya cubierto esos 150.000 km, podrá hacer 300 km con la carga al 100 %. Remarcamos que esto es solo en teoría, ya que desde el mismo coche hasta las propias condiciones climatológicas varían estas cifras. Si tomamos el ejemplo de la compañía de Elon Musk, esa misma batería solo habría perdido 40 km de capacidad tras recorrer los 150.000 km mencionados (en lugar de 100 km).

¿Qué debo evitar en caso de querer comprar un coche eléctrico?

Casi todos los vehículos eléctricos que ya han tenido su uso, ​​cuentan con una garantía de batería de ocho años o 160.000 kilómetros, siempre y cuando la capacidad de la batería caiga por debajo del70 %. Si bien esto brinda cierta tranquilidad, aún es importante comprar uno con la suficiente garantía. Por norma general, cualquier opción añeja o de alto kilometraje debe mirarse con lupa. La tecnología en la actualidad es mucho más avanzada que hace una década, por lo que es vital planificar su compra en consecuencia. Pero, grosso modo, cuanto más nuevo, mejor.

Fuente: Insideeves

  • coches eléctricos
  • mantenimiento