ABT Sportsline es una empresa alemana que destaca por sus llamativas preparaciones. Si en los últimos meses ya nos habían sorprendido con las de los Audi RS 4 Avant o con el potente RS5-R, lo siguiente ha sido algo mucho más especial. Se trata del ABT Audi RS6-E, una reinterpretación muy particular del familiar más potente del mercado. En este caso se ha optado por la hibridación para lograr la máxima potencia que se haya vsto en ese modelo.

En total son más de 1.000 CV los que desarrolla este ABT Audi RS6-E y la fórmula a seguir ha sido la instalación de un motor eléctrico en el túnel de transmisión. Con solamente presionar un botón en el volante, esa mecánica y la batería de 13,6 kWh dan un impulso extra de casi 300 CV solamente al eje trasero. Los 1.018 CV y 1.291 Nm de par solamente son liberados durante cortos periodos de tiempo, pero eso no significa que el resto del tiempo vaya a ir cojo.

Bajo el capó mantiene el V8 biturbo de 4.0 litros, que de serie desarrollaba 605 CV. Tras unos cuantos ajustes del preparador, como una nueva ECU y un sistema de escape modificado, se ha conseguido aumentar la potencia hasta los 730 CV. Gracias a las anteriores modificaciones, el ABT Audi RS6-E es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos (3,7 segundos de serie) y una velocidad máxima de 320 km/h (anteriormente limitada a 250 km/h).

Otras modificaciones importantes de este modelo es el diseño que emula una placa de un circuito con los colores negro, gris y verde; además de las llantas de 21 pulgadas con unos anillos para mejorar la aerodinámica. A este apartado también aportan su granito de arena la nueva carrocería, que cuenta con paragolpes modificados y elementos específicos como el splitter delantero, faldones laterales o el alerón trasero. La parte negativa es que de momento solo se trata de un prototipo, veremos si consiguen llevarlo a producción.

Fuente: ABT Sportsline

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta