La alianza entre PSA y FCA ha sido uno de los bombazos del año. Se convertirán en el cuarto fabricante del mundo por volumen y seguro que llegarán muchos cambios a las distintas marcas. Aunque todavía no se ha hecho del todo efectivo el acuerdo, recientemente se han dado algunas pinceladas del futuro de Alfa Romeo. La marca iba a ser una de las beneficiadas según la última conferencia de Sergio Marchionne, aunque ahora parece que se han dejado algunos modelos por el camino.

Si en esas estimaciones de cara a 2022 veíamos ejemplares ilusionantes como el Alfa Romeo GTV o el 8C, ahora directamente se ha optado por obviarlos. Así lo anunció recientemente Mike Manley, CEO de FCA, durante una presentación de los resultados financieros a los inversores. El directivo alegó que al reducir esa cartera de productos también se reducen los gastos. Todavía es pronto para decir si estos modelos deportivos han sido pospuestos para algún momento en el futuro o si han sido eliminados por completo.

También ha desaparecido una berlina que quedaría por encima del Alfa Romeo Giulia y que serviría para plantar cara al BMW Serie 5. Así que vemos que ahora se van a centrar en los productos más cabales. Para 2021 se esperan las actualizaciones tanto del Alfa Romeo Stelvio como el Giulia, al tiempo que se lanza un SUV compacto. Ese modelo estará inspirado por el llamativo Tonale Concept del que tanto de ha hablado. Para 2022 también aparecería un SUV pequeño, del que todavía no hay detalles.

En ese mismo evento también se habló de Maserati, donde no ha habido recortes y se mantienen los planes de futuro prácticamente intactos. Para el año que viene se actualizarán los Maserati Levante, Ghibli y Quattroporte, al tiempo que se lanza un deportivo completamente nuevo. Para 2021 llegará su versión descapotable y también un SUV grande nuevo y la nueva generación del GranTurismo. Para 2022/2023 llegarán nuevas generaciones del GranCabrio, Quattroporte y Levante.

Nos quedaremos con la incógnita de si estas decisiones se han tomado influenciadas por la entrada de PSA o si ya estaba todo decidido de antemano. En todo caso, la alianza con el grupo francés seguramente irá acompañada por una reducción de costes, que ya es seña de identidad de su CEO, Carlos Tavares. Posiblemente se lleve a cabo algo similar a lo que se hizo con Opel con su entrada a PSA.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta