El pasado 1 de junio Sergio Marchionne se reunía con los analistas de inversiones para mostrarles qué ha hecho… y cuáles son los Planes de FCA hasta 2022. Si cumple su palabra abandonará su cargo de CEO este mismo ejercicio (mantendrá la presidencia de Ferrari), pero no sin antes dejar claro que FCA ha resistido la peor parte del temporal… y ahora toca ser aún más rentable, apoyándose en las marcas premium.

Antes de abordar las novedades de cada marca, merece la pena repasar lo logrado. Cuando se hizo con las riendas de la compañía, esta estaba al borde de la bancarrota y valía en bolsa unos 5.000 millones de dólares. Otro tanto ocurría con Chrysler… la “patata caliente” de Detroit. Fusionadas en FCA, hoy esta compañía vale 70.000 millones de dólares y Marchionne indicaba que en junio podrían dejar atrás la deuda y empezar a contar con más dinero en caja. De ahí que luciese corbata por primera vez (una promesa que había realizado a Elkann, heredero de Agnellli.

Economía

El pasado año el Grupo cerró con una rentabilidad del 6,3% y un beneficio neto de 3.500 millones de euros. Una cifra nada mala, pero se prevé que alcance entre un 9 y el 11% en 2022… y una fuerte liquidez. En parte, gracias a que se prevén ahorrar 10.000 millones de euros en procesos de fabricación, pasando de 16 plataformas a 12. Cinco de ellas supondrán un 80% de las ventas. La previsión es que una cantidad similar, un 80% de los vehículos que vendan en 2022 sean nuevos modelos (o renovados).

También hay nubarrones en el horizonte, como una previsible caida de ventas en EE.UU., uno de los principales mercados del Grupo… o los posibles aranceles a la importación de coches europeos.

Tecnologías

Más de 9.000 millones de dólares se invertirán en los p´róximos años en la electrificación de modelos. Sí, el mismo señor que pedía a la gente que no comprasen su Fiat 500e (perdían dinero con cada venta) ha acabado por rendirse a la evidencia. De aquí a 2022 se prevén diez modelos 100% eléctricos (uno debería ser el Fiat 500).

Obviamente, toca cumplir las normativas de emisiones. También habrá coches híbridos e híbridos enchufables… con el abandono del diésel en turismos en 2021 (se mantienen en los vehículos comerciales).

En cuanto al coche autónomo, por ahora cuentan con el acuerdo con Waymo (división de Google), que comprará 62.000 Chrysler Pacifica para pruebas, así como con BMW y con Aptiv, un especialista en tecnologías de conducción autónoma, para ofrecer coches con el nivel 3 (manos y ojos fuera del volante pero manteniendo la atención) en el horizonte 2021.

Novedades

Recordamos a la perfección los Planes de FCA 2014-2018. Hay algunas partes que se cumplieron, otras no. Lo que está claro es que a partir de ahora FCA se centrará en sus cuatro grandes marcas: Jeep, Alfa Romeo, Maserati y RAM, en las que se invertirán el 75% de lo previsto, 45.000 millones de euros.  No se mencionó apenas a Fiat, Chrysler o Dodge… como tampoco se mencionó a Lancia hace cuatro años… Esto prometen:

Jeep

Ha sostenido al grupo, la que más crece y la má rentable con diferencia. Su salto es brutal, pues de los apenas 730.000 coches que se vendían en 2014 ha pasado a 1,9 millones en 2018. Los planes pasados se cumplieron con creces.

Se esperan nada menos que ocho lanzamientos. Para empezar, un SUV más pequeño que el Renegade. También llegará un nuevo Jeep Cherokee, que tendrá una versión con tres filas de asientos. Toca también una nueva generación del Jeep Grand Cherokee (sobre plataforma Alfa Romeo) que tendrá una variante de siete plazas. ¿Lo más novedoso? Un gigantesco Jeep Grand Wagoneer (dudamos verlo en Europa) y un pick-up. Además de ocho versiones híbridas enchufables y cinco híbridos.

Maserati

Se ha asentado una red de concesionarios en todo el globo y los últimos lanzamiento han funcionado bastante bien, en el caso del Ghibli y el Levante (este menos de lo esperado, si tenemos en cuenta el auge de los SUV de lujo).

Se renuevan el Ghibli y el todo parece indicar que el Levante se reinterpretará desde cero. Se suma un SUV grande deportivo, para competir con el BMW X4 o el Porsche Macan, así como un nuevo Quattroporte. Y llega el ansiado Alfieri, un coupé que será 100% eléctrico, porque la marca espera hacer de lso nuevos sistemas de propulsión su bandera, la “Tesla” italiana, con híbridos enchufables… con motores de combustión Ferrari. En cuatro años esperan duplicar ventas, hasta las 100.000 unidades, con un margen del 15% de beneficio.

Alfa Romeo

En 2014 querían pasar de las 74.000 unidades que vendió en 2013 a 400.000 en 2018, más del doble de lo que vendía en las mejores épocas de su historia. No lo lograron, pues el producto llegó tarde. Tanto el Giulia (penalizado por el escaso éxito de los sedanes hoy en día), como el Stelvio. Pero en 2018 esperan vender 170.000 unidades… y ya no hace falta empezar de cero (tuvieron incluso que ficha ingenieros, poner a andar fábricas…).

La marca se reposiciona. Desaparece el MiTo… y también los 4C y 4C Spider. Estos dos últimos serán sustituidos por dos coupés deportivos de mucha enjundia y nombres históricos, el GTV y el 8C. Modelos en un nivel de pasión más elevado… y más caros.

No muere el Giulietta, que será de nuevo el acceso a la gama e irá acompañado de un SUV compacto. En el segmento D se renuevan tanto Giulia como Stelvio… y ambos ganan variantes de batalla alargada. Y la mayor novedad, un todocamino de mayor tamaño que el Stelvio. No faltarán coches híbridos, híbridos enchufables… Para vender en 2022 los 400.000 vehículos fijados hace cuatro años, con un margen del 10%. Su reto: vender más allá de Europa.

RAM y Fiat Professional

 

Entre ambas se reparten el globo, surtiendo de pick-up (fabricadas en EE.UU.) y furgones (Europa) a casi todos los países del mundo, salvo el sureste asiático. En los próximos cuatro años se lanzarán tres nuevos pick up y una furgoneta que reemplazaría al Dobló actual, con el objetivo de alcanzar un millón de unidades vendidas.

¿Y Fiat, Chrysler y Dodge?

No contar con un Power Point en una presentación de Marchionne puede dejarte en coma (ya ocurrió). Aunque venden muchas unidades, estas marcas hoy en día apenas suponen un 22% del negocio de FCA y no parece que vaya a aumentar de aquí a 2022. Todo parece indicar que contarán con menos catálogo (en el caso de Fiat, sería la familia 500 y si acaso el Panda), de clara orientación urbana… y eléctricos.

Fuente: FCA, Bloomberg

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta