Cada vez podemos encontrar más sinergias en el mundo del automóvil. Ahora asistimos a una alianza entre Hyundai y Audi, que implicará a todo el grupo surcoreano (que incluye a Kia) y a la marca premium alemana (también afectará a todo el Grupo Volkswagen). El objetivo de la colaboración es el desarrollo de tecnología de pila de combustible, una de las movilidades alternativas menos utilizadas a día de hoy, pero que podría tener más repercusión en el futuro.

Este sistema, también conocido de célula de combustible o pila de hidrógeno, tiene como principal protagonista al hidrógeno. Almacenado en el depósito del coche, es liberado para reaccionar con el oxígeno y generar energía eléctrica en esas celdas. Este sistema unido a otra batería convencional, es el encargado de dar energía al motor eléctrico, que es el que mueve las ruedas del vehículo. La ventaja es que no hay emisiones CO2 y de su escape solo sale vapor de agua.

Lo cierto es que la experiencia de Hyundai en este campo es bastante considerable. Es uno de los líderes en pilas de combustible y han tenido presencia en ese mercado desde 2013 con el ix35 Fuel Cell y ahora con el recién lanzado Hyundai Nexo. Audi parece que saldrá bastante beneficiada de este acuerdo, pues tenía menos experiencia en el campo, que quedaba limitada a prototipos como el Audi h-tron quattro concept.

La pila de combustible será el comienzo de la colaboración, pero más adelante podrían llegar nuevos acuerdos que irían más allá del intercambio de patentes. Mientras tanto Hyundai Mobis (submarca especializada en componentes de FCEV) siga creciendo para suministrar a las marcas surcoreanas. Lo siguiente podría ser un modelo de Kia con este tipo de propulsión, el mismo que el que lleva el Nexo, que llegaría en 2020.

Fuente: Hyundai

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta