Aston Martin vendió el año pasado 17 vehículos nuevos en nuestro país, una cifra poco significativa si la comparamos con otros fabricantes. Sin embargo, en el primer trimestre de este 2019 acumulan ocho unidades vendidas, señal de un crecimiento incipiente. Un gran porcentaje de la ‘culpa’ se la podemos atribuir directamente a Aston Martin Madrid, el nuevo concesionario de la marca de Gaydon que acaba de abrir sus puertas en la capital madrileña.

Tras unos años sin representación del fabricante británico en este ciudad, el grupo Tayre Automoción ha querido aventurarse con este proyecto que ha generado mucha ilusión. Asistimos al centro neurálgico, que será la exposición en la Glorieta de López de Hoyos número 5, donde hemos podido ver modelos de última hornada como el Aston Martin DBS Superleggera o el Aston Martin Vantage. En sus 300 metros cuadrados también se exponían los distintos colores de carrocería o cueros para el interior.

En este céntrico punto no tenía cabida el servicio de postventa, ese se establecerá en un taller de 1.500 metros en la calle Manuel Tovar número 12. Sobra decir que todo el personal ha sido debidamente formado directamente en Gaydon y que mantendrán los estándares de calidad en las reparaciones y en el mantenimiento de los coches. Nos lo creemos de sobra, ya que la gente de Tayre tiene más de medio siglo de experiencia en el sector. En 1965 fueron los primeros en traer Alfa Romeo y Ferrari a España.

Aunque volviendo a Aston Martin Madrid, se trata de un concesionario que abre en el momento justo. La marca está pasando un momento dulce, con una ofensiva de producto que no encuentra precedentes en sus 106 años de historia. Los primeros en lo que llaman el ‘Second Century Plan’ fueron los Vantage y DBS Superleggera que nos acompañaban, pero luego llegarán muchos más. Ahora están por llegar hasta siete modelos en los próximos siete años.

Eso mismo viene a confirmar Thomas Kiesele, el recién nombrado presidente de Aston Martin Europa. Acude a la inauguración del nuevo concesionario confirmando la importancia que da la marca a este tipo de proyectos. Las ventas del sector del lujo parecen estar creciendo y las de Aston Martin también crecerán gracias a la renovada gama de productos. La prueba principal eran las ocho unidades vendidas en el primer trimestre y la buena cantidad de pedidos que nos dicen que están acumulando.

A finales de este mismo será lanzado el Aston Martin DBX, el primer SUV de la marca y el que ayudará a catapultar las ventas, pues queda claro la importancia de estar en ese segmento. Más adelante llegarán los superdeportivos, aquellos que se han podido previsualizar durante el pasado Salón de Ginebra. Por un lado el AM-RB 003, una especie de hermano pequeño del Valkyrie, y por el otro el Aston Martin Vanquish Vision Concept, el esperado modelo con motor central.

La estrategia de los de Gaydon también pasa por las ediciones especiales. Recientemente anunciaron la DBZ Centenary Collection, formada por un DB4 GT Zagato y por un DBS GT Zagato. El valor por los clásicos queda patente cuando después traigan al mundo 25 unidades del Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation. Por no hablar de la apuesta por la electrificación, a través de la marca Lagonda, que se hará patente mediante proyectos como el del Lagonda All-Terrain Concept.

Siempre es una buena noticia que una marca como Aston Martin, que no está respaldada por un gran grupo salga adelante de esta forma. Sus modelos pueden gustar más o menos, pero lo que es indudable es la enorme personalidad que transmiten, soliendo huir de tendencias y manteniendo su filosofía intacta. A partir de ahora los tendremos un poco más cerca y más presentes gracias a Aston Martin Madrid, cuyas instalaciones bien merecen una visita.

Galería de fotos:

Ver galeria (34 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta