Dentro de muy poco llegará al mercado el primer vehículo eléctrico de Audi. Se tratará de un SUV, el Audi e-tron, del que han mostrado innumerables teasers antes de su presentación oficial en septiembre. Para ir adelantando trabajo, la marca de los cuatro aros ya está fabricando los motores eléctricos que serán llevados por estos vehículos. Lo están haciendo en su fábrica de Györ, en Hungría, donde se producen modelos como el Audi A3 o el Audi TT, además de otros sistemas de propulsión.

Esta planta cumple 25 años y produjo el pasado año casi dos millones de motores para el Grupo Volkswagen, entre los seis bloques de gasolina y los tres diésel que tienen asignados allí. Ahora se prepararon para la llegada del sistema eléctrico con un nuevo sistema de ensamblaje modular. En la actualidad son 100 los trabajadores destinados exclusivamente a esta tarea en un solo turno, aunque a finales de año serán 130 empleados y se llegará a los tres turnos.

De esta forma nos encontramos con una producción diaria de unos 400 motores eléctricos, una cifra que irá creciendo considerablemente en los próximos meses. Algunas de las claves para su fabricación es el centro encargado del bobinado y de su inserción en la carcasa. Se han dispuesto nuevos robots y estaciones de medición y atornillado, que no están unidas linealmente, pues los trabajadores fabrican cada motor en islas de producción independientes, siguiendo ese proceso modular.

Hay que recordar que cada Audi e-tron tendrá dos sistemas de propulsión, uno por cada eje, de forma que se logra una tracción integral quattro. Aunque todavía no hay detalles oficiales, sí que se ha confirmado que su batería de iones de litio cuenta con una capacidad de 95 kWh, gracias a la que conseguirá una autonomía cercana a los 400 kilómetros según ciclo WLTP. Podrá recargarse en una toma rápida de 150 kW en apenas 30 minutos.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta