Si en el Salón de Ginebra 2019 conocimos el prototipo Audi Q4 e-tron, que adelanta la llegada de un SUV eléctrico, ahora toda el turno de conocer cómo serán los rasgos de una versión con carrocería coupé. Se llama Audi Q4 Sportback e-tron y se trata del avance de un nuevo modelo que entrará en la línea de producción en 2021, convirtiéndose en el séptimo modelo eléctrico de la marca.

Se trata de una versión muy cercana a la que veremos circulando. Mide 4,60 m de longitud y 1,60 m de altura  por lo que el  Q4 Sportback es un centímetro más largo y bajo, si bien comaprte con el Q4 e-tron los 1,90 m de anchura y 2,77 de distancia entre ejes.

Por lo demás, el mayor cambio es las línea de techo arqueada en el Sportback, con un estilo fastback y una zaga más tensada por la presencia de un spoiler, lo que le dota de una presencia más deportiva. Se trata del un juego de las diferencias muy similar a las que puedes encontrar en el Audi Q3 y el Q3 Sportback.

Ambos Q4 se basan en la plataforma modular MEB de Volkswagen y bajo el piso, entre ambos ejes y en la posición más baja posible, cuentan con una batería de 82 kWh de capacidad (como el CUPRA el-Born) que promete una autonomía de más de 450 km.

Como el Q4 e-tron concept, el Q4 Sportback e-tron concept se impulsa con
dos motores eléctricos con una potencia total de sistema de 225 kW (306 CV), con tracción total quattro. Eso sí, a pesar de su aspecto más dinámico no varían las prestaciones, pues como el Q4 e-tron acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y su velocidad máxima se ha limitado a 180 km/h.

En condiciones normales, el sistema e-tron quattro emplea el motor trasero síncrono de 203 CV para propulsarse. Si el conductor necesita más empuje, o si el vehículo detecta una pérdida de tracción, el sistema aprovecha el motor delantero asíncrono de 103 CV para enviar par al eje delantero.

En el interior, Audi aprovecha el mayor espacio (gracias a tener descentralizado el tren motriz no cuenta con túnel de transmisión) para crear un habitáculo destinado a superar a los SUV medios equivalentes en tamaño en términos de espacio.

Salvo por un cambio de colores, la cabina delantera sigue el diseño del concept Q4 e-tron original, con su pantalla de infoentretenimiento central en ángulo de 12.3 pulgadas y un cuadro de instrumentos digital que copia sutilmente la forma de la parrilla singleframe del frontal del coche. Una Head-Up Display de gran formato agrega información adicional y capacidad de realidad aumentada, mientras que hay paneles táctiles en el volante y una zona de control de climatización flotante, a la derecha.

Fuente: Audi
Galería de fotos:

Ver galeria (30 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta