Se puede hablar largo y tendido del nuevo rumbo que ha tomado BMW en el diseño de sus coches, especialmente en lo referente a la parrilla delantera. Fue el enorme X7 el que estrenó la nueva pareja de riñones aún más exorbitante en el Salón de Frankfurt de 2017, tendencia que siguió el Serie 7 dos años después en su restyling de mitad de vida. El resto de la gama también ha incrementado el tamaño de sus parrillas desde entonces, pero de una forma relativamente comedida. Al menos en comparación con lo visto en los nuevos M3 y M4.

¿Por qué es difícil ver con buenos ojos –al menos por delante– a esta pareja? Bueno, por un lado, la compañía bávara dirá que se ha sumergido en su pasado para llegar a diseñar tal cosa, y que el deportivo 328 de finales de la década de los 30 es quizás una de las fuentes de inspiración. Pero tanto el X7 como el Serie 7 no fueron precisamente elogiados tras desvelarse. Sin embargo, parece que BMW se ha sentido impulsada a sobrepasarse. Seguro que hubo alguien que rechazó al primer M3 (E30) hace 30 años y envió una carta o dos expresando su descontento.

Fuera del apartado del tamaño, la otra gran distinción es su destacada verticalidad en lugar de la clásica horizontalidad a la que nos había acostumbrado la marca en las últimas décadas. La “debilidad” de la parte delantera, probablemente, se deba la sección inferior del parachoques, que ha perdido las entradas de aire triples que tanto caracterizaban a todos los modelos firmados por BMW M. Como tal, los retratos que tenemos aquí intentan ir con el flujo (de aire), imaginando este tipo de rejilla alargada en todas las encarnaciones anteriores del M3.

Las imágenes son cortesía Sugarchow, publicadas a través de la cuenta de usuario de Instagram sugardesign_1. En ellas puedes ver cómo quedaría la nueva parrilla integrada en el frontal del M3 E30 original (1986-1991), del M3 E36 (1992-1999), del M3 E46 (2000-2006), del M3 E92 (2007-2013) y del M4 F82 (2014-2020). Para sorpresa de nadie, una implementación en la vida real de tal truco podría verse algo diferente. Sin embargo, vale la pena señalar que en cada uno se ha trabajado para adaptar el concepto al el lenguaje estilístico de cada generación.

Bonus: ¿Y cómo se verían los M3 y M4 2021 con la parrilla del Serie 3?

BMW M3 Y M4 2021
BMW M3 Y M4 2021 con la parilla del Serie 3

En una palabra, bien. El artista israelí superrenderscars ha hecho que el cupé y el sedán parezcan concebidos hace unos años. El conjunto se ve sutil después de haber mirado el morro de la Serie 4 durante unos meses. Quizá demasiado, para tratarse de un modelo firmado por la división Motorsport. Sin embargo, el doble riñón del actual Serie 3 (G20) parece que queda notablemente mejor integrado en la carrocería. Lo único que necesitaría para conseguir esa imagen más agresiva sería una sección inferior del parachoques rediseñada, con tres grandes tomas de aire.

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta