Logo de Noticias Coches
etiqueta-cero-madrid-central
Luis Ramos Penabad

Sin fecha para el cambio de etiquetas ambientales

Una de la exigencias que el Gobierno se planteó cuando presentó el Plan de Impulso del sector de la automoción, muy tocado por el confinamiento, fue un cambio del etiquetado ambiental de los coches. Y se daba una fecha: tendría que estar lista el 31 de julio de ese año.

Es cierto que el etiquetado actual es mejorable. Equipara tecnologías (como los coches eléctricos o los híbridos enchufables) y modelos muy potentes y pesados salen mejor parados que coches más livianos y con menores emisiones.

Pues bien, según leemos en El Mundo, Pere Navarro reconoce que «está siendo difícil lograr el consenso» entre todas las partes: el sector del automóvil, los Ayuntamientos y varios ministerios, Interior y el de Transición Ecológica, entre otros. Debido a ello, no hay fecha para tener lista la reforma.

¿Qué podría ocurrir?

Desde asociaciones ecologistas siempre se ha señalado a los coches híbridos enchufables como no merecedores de la etiqueta CERO. Cuentan con un motor de combustión que puede estar funcionando y contaminar en ese caso más que un modelo convencional (ha de mover el peso extra de un motor eléctrico y las baterías). Una solución podría ser obligar a moverse en ciertos entornos en modo eléctrico, pues es el acceso a los mismos la principal ventaja que les concede esa etiqueta.

Otro asunto peliagudo son los microhíbridos (Mild Hybrid o híbridos ligeros) ya que recibien la etiqueta ECO sin que la electricidad pueda mover las ruedas por si misma (algo que sí ocurre con los híbridos convencionales). Y desde entornos ecologistas no se comprende tampoco que los coches de GNC y GLP puedan lucir ese distintivo.

Eso sí, ocurra lo que ocurra (y cuando ocurra) la medida nunca tendrá efectos retroactivos. Los coches vendidos conservarán su etiqueta actual.

Vía: El Mundo

  • DGT
  • Industria