Hace unos años apenas habíamos oído hablar de los coches de GNC. En nuestro país representaban una opción poco aprovechada y extendida, pero las cosas han cambiado y ahora los vehículos movidos por gas natural comprimido pueden llegar a ser bastante interesantes. Hay dos factores que hacer que tenga sentido esta tecnología. Sus bajas emisiones en una época repleta de restricciones, que hacen que estén clasificados con la etiqueta ECO, y el bajo precio del combustible ahora que están subiendo los impuestos de otros como el diésel o la gasolina.

Y para seguir adelante no hay que confundir el GNC con el GLP, pues son combustibles bien diferentes. En el caso del gas natural comprimido se almacena en tanques de alta presión (en torno a 200 bares) y puede funcionar con gasolina cuando se quede sin GNC. A pesar de los mitos que circulan, lo cierto es que esta tecnología es muy segura y el mantenimiento es el mismo que en cualquier otro vehículo convencional.

Si bien es cierto que no todos los fabricantes han apostado por este combustible, pues creen más interesante investigar en materia de híbridos y de eléctricos. Su principal impulsor siempre ha sido el Grupo Volkswagen a través de sus distintas marcas (con SEAT a la cabeza) y hay apariciones esporádicas en otros. Aunque normalmente se relacionaba con vehículos de tamaño pequeño, ahora vemos modelos en bastantes segmentos.

Comparativa de coches de GNC en 2019

Vamos a repasar todas las marcas que comercializan modelos de GNC y las distintas características de sus mecánicas, destacando datos como la potencia o la autonomía.

Audi

La marca de los cuatro aros tiene actualmente tres modelos de GNC entre sus filas. Si los ordenamos por tamaño, el primer en aparecer es el Audi A3 Sportback G-Tron, el compacto de cinco puertas que ha sido actualizado recientemente. En este caso se emplea el 1.5 TFSI adaptado a bifuel con 131 CV de potencia. Tiene tres tanques de GNC y cuando se mueve con gas tiene una autonomía de 400 kilómetros. El depósito de gasolina se ha reducido hasta los 9 litros, suficientes para salir de cualquier apuro.

Por encima están los Audi A4 Avant G-Tron y Audi A5 Sportback G-Tron, ambos movidos por la misma mecánica. Se trata del 2.0 TFSI preparado para funcionar con gas y con una potencia de 170 CV. Estos modelos tienen capacidad para almacenar hasta 19 kg de GNC en dos depósitos y 25 litros de gasolina en otro. En total se podrían conseguir una autonomía de 950 kilómetros si se combina lo de los dos combustibles.

Fiat

Fiat tiene una dilatada experiencia con el GLP debido principalmente a su éxito en Italia. Además, también ha querido incluir otra modalidad de gas en su gama a través de algunos modelos. En los comerciales, el GNC ha estado presente gracias al motor 1.4 Natural Power, que puede funcionar con gasolina o metano y que tiene 70 CV en los Fiat Fiorino y Fiat Qubo.

Para la Fiat Dobló, hay un 1.4 T-Jet de GNC que alcanza los 120 CV debido al mayor tamaño y necesidad de potencia del modelo. Por otro lado, el pequeño Fiat Panda también tiene una opción para este combustible. Se trata del motor 0.9 TwinAir Bifuel Metano, que desarrolla 80 CV de potencia.

SEAT

SEAT ahora mismo se erige como la marca con mayor oferta de coches de GNC con cuatro modelos diferentes. Empezando por abajo está el SEAT Mii, que emplea un motor 1.0 Ecofuel de 68 CV y consigue una autonomía de 600 kilómetros con un depósito de 11 kg de GNC y 10 litros de gasolina. El SEAT Ibiza TGI es uno de los más populares. Durante nuestra prueba pudimos ver como con el 1.0 TGI de 90 CV de mueve con soltura y consigue una autonomía total de 1.320 kilómetros gracias a 13 kg de GNC y 40 litros de gasolina.

Si seguimos por tamaño, el recién llegado SEAT Arona TGI también es una opción interesante con el mismo 1.0 de tres cilindros preparado para moverse con gas y con 90 CV. Aunque la diferencia es que ahora tiene tres depósitos de gas (14,3 kg) y que el de gasolina se reduce hasta los 9 litros. En todo caso, alcanza una autonomía total de 560 kilómetros. Por último, el SEAT León TGI es el único que emplea el motor de 1.5 litros y cuatro cilindros con una potencia de 130 CV. En sus tres depósitos de gas caben 17,7 kg y con el de 9 litros de gasolina podría alcanzar una autonomía total de 650 kilómetros.

Skoda

Aunque Skoda también esté dentro del Grupo Volkswagen, el uso del GNC no está tan extendido. En este caso solamente está disponible el Skoda Octavia G-Tec, que también emplea el anteriormente nombrado 1.5 TGI de 130 CV y va ligado a la transmisión automática DSG de siete velocidades. Cuenta con tres depósitos de gas (17,7 kg) para conseguir una autonomía de 480 kilómetros con este combustible. Además, cuenta con un tanque de gasolina 11,8 litros.

Volkswagen

Para finalizar, Volkswagen también tiene tres modelos movidos por GNC en su gama de modelos. En Volkswagen Polo TGI tiene el 1.0 de tres cilindros con 90 CV y puede tener una autonomía de 368 kilómetros gracias a sus 13,8 kg de GNC distribuidos entre los tres depósitos y los 9 litros de gasolina del otro tanque. Por su parte, el Volkswagen Polo TGI monta el cuatro cilindros de 1.5 litros y 130 CV y su autonomía llega hasta los 422 kilómetros gracias a su capacidad para 17,3 kg de GNC.

El tercer modelo es el Volkswagen Caddy, el comercial que es el último en montar el anterior 1.4 TGI de 110 CV que ya no se usa en el resto de la gama. En este caso se alcanza una autonomía total de 880 kilómetros (700 con el GNC y 180 con la gasolina).

3 COMENTARIOS

    • Buenas Carlos. Actualmente Subaru está trabajando el GLP (gas licuado de petróleo) en varios de sus modelos. En este post nos hemos centrado únicamente en los coches de GNC (gas natural comprimido) y en este combustible Subaru no tiene nada disponible. Un saludo.

Deja una respuesta