Los coches de GLP siempre han estado presentes, aunque ocupando un lugar secundario (al menos en nuestro mercado). Sin embargo, en otros lugares como Italia su protagonismo es indudable y es empleado por un buen porcentaje de los vehículos a la venta. Porque el gas licuado de petróleo (de ahí sus siglas) o autogas, tiene algunas ventajas respecto a la gasolina tradicional. Eso hace que en nuestro país estén clasificados con la etiqueta ECO de la DGT y que se puedan saltar algunas de las restricciones.

Además de recibir ese etiquetado favorecedor, el GLP es un combustible que cuenta con ventajas fiscales y por lo tanto es mucho más barato que la gasolina (alrededor de un 50 %). Aunque el consumo medio sea un poco mayor, sigue compensando la diferencia de precio. Por no hablar de que sus emisiones de CO2 son inferiores que en las versiones de gasolina. Y la autonomía aumenta considerablemente al poder repostar de ambos combustibles.

La oferta de coches de GLP es mayor que la de GNC (con el que no hay que confundirlo) y tiene mayor presencia en las gasolineras, siendo bastante fácil repostar en cualquier punto del país. Hay algunas marcas que siempre han tenido más dedicación por el autogas, como es el caso de Fiat, por su influencia en Italia. También hay otros fabricantes que ofrecen esa opción como Opel, Ford o la recién llegada DR. Otros como Citroën o Dacia lo han abandonado recientemente.

Comparativa de coches de GLP en 2019

Vamos a repasar todas las marcas que comercializan modelos de GLP y las distintas características de sus mecánicas, destacando datos como la potencia o la autonomía.

DR

DR es una marca recién llegada a nuestro país que se postula como una fuerte defensora del GLP. De origen italiano y con apenas una década de historia, se están especializando en los SUV, teniendo una gama compuesta por modelos de este tipo únicamente. Todos ellos tienen opción a mecánica bifuel, de hecho hay varios motores diferentes para cada modelo. El DR3 lleva un 1.5 de 106 CV, el DR4 lleva un 1.6 de 115 CV, el DR5 EVO repite el 1.6 pero con 126 CV y el DR6 tiene un 1.5 turbo de 150 CV.

Fiat

En Fiat tienen una larga tradición con el GLP y parte de su éxito en Italia radica en eso precisamente. Aunque antes lo tenían disponible en buena parte de su gama, actualmente en nuestro país solo se pueden elegir dos modelos de autogas. Se trata de los Fiat 500 y Fiat Panda, que pueden ser configurados con el motor 1.2 de cuatro cilindros y 69 CV adaptado a este combustible.

Ford

En Ford también mantienen el GLP pero de forma residual. En la actualidad solamente hay un ejemplar que lo tenga en su gama y es el Ford Fiesta. Este ejemplar con etiqueta ECO (en el parabrisas, no en la carrocería como la imagen) cuenta con el motor 1.1 PFi de 75 CV, un bloque bifuel de tres cilindros. Solo con el depósito de GLP podría recorrer unos 400 kilómetros, mientras que si sumamos la gasolina la autonomía aumenta hasta superar los 1.000 kilómetros.

Opel

Aunque Opel haya entrado en el Grupo PSA y se haya perdido algo el interés en el GLP, todavía que quieren mantener algunas opciones en su gama. No aparece esa opción en la nueva generación de Opel Corsa, ni en la actualización del Opel Astra, ni en el Crossland X a pesar de lanzarlo hace poco más de un año, pero se mantiene como hasta ahora en el Opel Mokka X. En el crossover se emplea el 1.4 Turbo de 140 CV adaptado a GLP.

Renault

En Renault también se había apostado históricamente por el GLP y en la actualidad mantienen una sola opción, probablemente la más interesante por sus ventas. Hablamos de la nueva generación del Renault Clio, que entre su gama mecánica cuenta con el bloque 1.0 TCe de 100 CV adaptado a GLP. En este caso solamente puede ir con la caja de cambios manual.

SsangYong

SsangYong es otra de las que mantiene el GLP en su gama, en este caso con representación en dos de sus modelos principales. Por un lado está el SsangYong Tivoli y por el otro el SsangYong XLV, pues en ambos puede escogerse el motor de gasolina G16 de 128 CV adaptado a GLP. Con la actualización reciente del Tivoli (y la llegada del motor 1.5 turbo) todavía no está confirmada esta variante alternativa.

Subaru

Subaru es uno de los grandes impulsores del GLP en la actualidad. Apuesta firmemente por este combustible y lo tiene muy presente en su gama, pues aparece en nada menos que cuatro modelos (de un total de seis). En el Subaru Impreza aparece el 1.6 Lineartronic de 114 CV debidamente convertido, le sigue el Subaru XV con la misma mecánica, el nuevo Subaru Levorg cuenta con el 2.0 Lineartronic de 150 CV y por encima queda el Subaru Outback con el 2.5 Lineartronic de 175 CV, que probamos recientemente.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta