Paolo Pininfarina, hijo del mítico diseñador Sergio Pininfarina, y nieto del fundador Giovanni Battista Farina, escoge los seis coches que mejor definen el legado de la casa de diseño.

Siendo una elección difícil, teniendo en cuenta las obras de arte creadas por la firma durante todos estos años, estos son sus elegidos:

Cisitalia 202, 1947

El Cisitalia 202, es un coche que no necesita mucha introducción si os decimos que fue elegido por el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) como una de las obras de ingeniería industrial más perfectas del siglo pasado.

Su aerodinámica, que nace de un diseño curvilíneo y estilizado fue interpretado como un soplo de aire fresco que traía optimismo a una Europa en plena posguerra.

Finalmente se llegaron a producir 170 modelos durante los cinco años que duró su laboriosa producción (1947-1952).

Lancia Aurelia B24S (Convertible),1955

Si hay algo que saben hacer muy bien los italianos es vivir la vida con todo su esplendor. Y aunque resulte superficial, nos gustan las cosas bellas y bien hechas.

El Lancia Aurelia B24S es por tanto, esa explosión de creatividad italiana hecha por y para el disfrute. En palabras del propio Paolo Pininfarina, este coche fue diseñado “teniendo en mente a una mujer preciosa”.

Ferrari 275 GTB/4, 1966

Ascendido a la categoría de icono, este Ferrari fue uno de los últimos que supervisó Battista Farina antes de su fallecimiento.

Su alargada figura albergando un motor de 12 cilindros y su musculada y robusta carrocería le hacen sin duda ganarse el reconocimiento como uno de los Ferrari más espectaculares de la historia.

Es más, para Piero Ferrari, hijo de Enzo Ferrari (el único vivo) es sin duda el mejor coche fabricado nunca por la marca.

Fiat 124 Spider, 1966

Todo un éxito de ventas, el antepasado del Fiat 124 Spider 2016 supuso una disrupción en el mercado al ofrecer un diseño hoy casi atemporal a un precio asequible para el ciudadano medio.

Su diseño fue como remarca Paolo, totalmente novedoso, “no se ha vuelto a hacer nada igual, era completamente diferente de todo lo que le rodeaba, incluso hasta hoy”.

Ferrari Dino 246 GT, 1969

Ferrari Dino 246 GTS

Habiendo puesto en el cielo al Ferrari 275 GTB/4 no se queda particularmente atrás el Ferrari Dino 246 GTS. La versión exclusiva de uno de los grandes clásicos del Cavallino, el Ferrari Dino.

Con una potencia de 195 CV (espectacular para la época) y un interior de los que dan ganas de vivir en él, tiene una carrocería cuyo diseño te guiña un ojo y te dice “te has enamorado, y lo sabes“. Fue además la confirmación, de que Sergio Pininfarina iba a hacer justicia al legado de su reciente fallecido padre.

Ferrari Sergio, 2013

Tras el fallecimiento del genial Sergio Pininfarina, llegó el que sería el homenaje a un legado imborrable.

Tanto Ferrari como Pininfarina se pusieron manos a la obra en la producción de seis ultra exclusivas unidades que reflejan el cambio de testigo en la nueva etapa de la carrocera.

Asientos cosidos a mano por parte del departamento Tailor Made, mecánica V8 atmosférica de 4.5 litros, motor de 605 CV… No nos resulta lo suficientemente espectacular como para que se considerado como clásico en el futuro, pero es un digno homenaje al señor que plasmó algunos de los coches con los que hemos soñado muchos de nosotros.

Fuente: The Gentleman´s Journal

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta