El fabricante coreano ha iniciado una nueva ofensiva de producto que le llevará a lanzar al mercado 30 nuevos modelos y derivados durante los próximos cinco años. Hyundai quiere incrementar su presencia en los mercados europeos para lo cual también va a basar su crecimiento en un acercamiento a sus clientes, en quienes va a poner el foco de actuación durante estos próximos años, dado que quiere convertirse en su socio permanente en materia de movilidad.

Aprovechando la presentación de sus nuevos i30, y el i30 Fastback, Thomas Schmid, director de Operaciones de Hyundai Motor Europe desgranaba hace unas semanas  la nueva estrategia de la marca coreana para los mercados europeos, donde aspira a situarse como la marca asiática con mayor volumen de unidades vendidas en 2021.

“Nuestro objetivo es apostar por las nuevas tecnologías y facilitar la vida de nuestros clientes en cada etapa. Ya somos la primera marca referente en la satisfacción del cliente, tanto en ventas como en servicios en Europa, estamos progresando a gran velocidad: Al expandir nuestra sólida línea de productos, combinada con nuestros servicios digitales e inteligentes, con nueva experiencia del cliente y atrayendo a nuevos clientes a la marca”. Para conseguir su objetivo, Hyundai redefine su estrategia para edificar su futuro a partir de cuatro pilares.

Modelos ADN

El primero son sus modelos ADN, los actuales i10, i20, i30 e i40, que en Europa venden más del 55% de su producción global. La garantía de fiabilidad y calidad de la marca y la implementación de nuevas características de seguridad y conectividad a bordo de los nuevos modelos y, muy especialmente, del nuevo i30, serán sus principales bazas.

Nueva movilidad

El segundo pilar es la apuesta por la nueva movilidad. La gama del fabricante coreano es la más amplia en cuanto a nuevas tecnologías encontramos en el mercado, abarcando desde el segmento ECO hasta el de la pila de combustible. Hyundai cuenta ahora en todo el mundo con 14 modelos ECO en el mercado, entre los cuales hay cinco híbridos, cuatro híbridos enchufables, cuatro eléctricos y uno con pila de combustible.

La marca también va a invertir en el desarrollo de la conducción autónoma, en proyectos de car sharing y movilidad compartida y en plataformas de automóviles conectados, buscando siempre que todas estas tecnologías de futuro sean lo más accesibles posible para todos.

SUV

Estas tres letras no faltan desde hace un lustro en cualquier plan de producto de la compañia. Además de los ya tradicionales Tucson y Santa Fe, en breve contará en la gama con el Hyundai Kona 2018, un SUV pequeño que ampliará su gama el próximo año con una variante eléctrica y que les tiene que proporcionar mayor volumen de ventas.

Gama N

La cuarta pata es la nueva gama N, modelos con un aspecto y terminación marcadamente deportivo y casi cercano a la competición pero perfectamente utilizables en el día a día. El primer modelo ya ha sido presentado, el Hyundai i30 N, que estará en los concesionarios el próximo año con hasta 275 CV de potencia. La firma coreana pretende acercarse cada vez más a los gustos y necesidades del cliente para satisfacerlas y convertirse en su socion de movilidad permanente.

Fuente: Hyundai
Vía: Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta