Logo de Noticias Coches
Aston Martin V12 Vantage 2022 (12)
Luis Blázquez

Por suerte, algunos fabricantes gozarán de una «prórroga» con el límite de emisiones

Si bien la Unión Europea quiere que todos los fabricantes se pasen a la electrificación completa en 2035, obviando soluciones como el combustible sintético y echando al traste otras como la hibridación, ciertamente, hay fabricantes que “merecen” un poco más de flexibilidad dadas sus condiciones como marcas de bajo volumen. Casas como Ferrari, Lamborghini, McLaren o Aston Martin no venden tantos coches al año (ni circulan tantos kilómetros) como los del mercado de masas.

Tras las quejas de estos fabricantes, y de algunos gobiernos como el alemán o el italiano, la UE ha decidido extender un acuerdo especial que exime a estas firmas de los mismos objetivos de reducción de emisiones de CO2 que deben cumplir las principales marcas. Las compañías que se han mencionado al principio no construyen más de 10.000 coches al año, por lo que tienen un margen más amplio a la hora de generar emisiones de CO2 que otras marcas como Ford o Volkswagen.

De hecho, ahora podrán proponer su propio objetivo de reducción de emisiones, aunque esto está sujeto a la aprobación de la Comisión Europea. Y de manera preocupante para la mayoría de las empresas de superdeportivos, ese acuerdo debía finalizar en 2029, y se suponía que solo los fabricantes que registrasen menos de 1.000 coches nuevos anualmente tendrían derecho a lo que se conoce como una “exención” a partir de 2030. Pero la UE acordó retrasar el punto de corte a finales de 2035.

Eso da a estas marcas un respiro de seis años, de acuerdo con Automotive News Europe. La noticia llegó al mismo tiempo que la UE confirmó que todos los automóviles vendidos dentro de Europa no deberían emitir emisiones a partir de 2035. Italia había presionado previamente a la CE para lograr una exención para las marcas de superdeportivos, alegando que las marcas de pequeño volumen necesitan desarrollar baterías especiales para satisfacer sus necesidades únicas.

También alegó que estaban en desventaja en lo que respecta a I + D porque carecían de los recursos financieros de los principales fabricantes de automóviles. El país mediterráneo también fue uno de los seis estados, junto con Alemania, Portugal, Bulgaria, Rumania y Eslovaquia, que estaba haciendo campaña para retrasar el objetivo de cero emisiones de 2035 para todos los fabricantes hasta 2040, pero finalmente accedió a dar marcha atrás. Pensemos que estas marcas también están apuntando a la electrificación completa.

Fuente: Automotive News Europe

  • contaminación
  • emisiones
  • Industria