Ante la desafiante situación a la que el planeta se enfrenta, el ingenio se ha agudizado un poco más. Con el distanciamiento social de premisa, una posible receta para los medios de transporte implica el advenimiento de los servicios de movilidad basados ​​en máquinas autónomas.

Como tal, el diseñador Marius Lochner ha desarrollado el Muvone, un algo así como un taxi autónomo gestado bajo el mecenazgo de Ford, quien le ha otorgado la condecoración “New Norm Mobility Award”.

La crisis de COVID-19 ha afectado la vida de miles de millones de personas de sobremanera y seguirá haciéndolo durante meses, por lo menos. El transporte no es una excepción, y todos nos estamos volviendo cada vez más cautelosos al usar el transporte público por temor a contraer el virus. El distanciamiento social también ha afectado al transporte, mientras que el flujo de tráfico se ha visto afectado por el aumento del número de entregas. Bajo este contexto, la movilidad personal está experimentando un impulso hacia el vehículo más adecuado para estos desafiantes.

Según Ford, el concepto Muvone desarrollado por Marius Lochner, graduado en diseño de transporte de la Universidad de Staffordshire, es un proyecto prometedor. El prototipo presenta un interior minimalista con superficies planas y materiales fáciles de limpiar para que el vehículo pueda ser desinfectado entre los viajes. Diseñado para permitir una mayor inclusión social en un momento en que las personas discapacitadas lo necesitan más, la facilidad de acceso hace que el Ford Muvone sea muy adecuado para las personas mayores y aquellas con movilidad restringida.

El premio New Norm Mobility Award es parte de los New Designers Awards, la feria de posgrado en diseño más grande de Reino Unido, abierta a estudiantes que se gradúan en diseño. En esta edición, el espectáculo se llevó a cabo de forma virtual. Por su concepto, Lochner recibirá 1.000 libras esterlinas (1.120 euros), más un semestre de tutoría de los diseñadores jefes de Ford Europa, Ernst Reim y Sonja Vandenberk. Estos formaron parte del panel de jueces junto con Chris Hamilton y Amko Leenarts, diseñador jefe y director europeo de diseño de Ford, respectivamente.

El premio se llevó a cabo en asociación con la revista Top Gear. Charlie Turner, director editorial de la revista británica, también formó parte del panel de jueces y brindó comentarios detallados sobre todas las propuestas de diseño. “La amplitud y creatividad mostradas en este desafío fueron profundamente impresionantes y articularon la verdadera profundidad del talento de la próxima generación que llega a través del sistema educativo. Sin embargo, no fue fácil elegir un ganador”, manifestó Turner.

Como vehículo inteligente para un mundo inteligente –uno que pone el foco en la privacidad y la seguridad del individuo– el Ford Muvone se ajusta muy bien al enfoque de diseño centrado en el ser humano de la firma del óvalo azul.

El acogedor lenguaje de diseño y la idoneidad para su uso con la actual infraestructura urbana ayudaron a elevarlo por encima de las otras entradas. El segundo premio ha sido para el proyecto HALO, una idea para una aplicación que ayuda a los usuarios a hacer elecciones de viaje y elegir rutas basadas en la seguridad y no en si es más corto o largo.

Fuente: Ford

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta