En Düsseldorf se celebra la mayor Feria de caravanas del mundo. Allí acudió Volkswagen centrada en el presente con la Grand California y PSA echando un vistazo al pasado con el Type H WildCamp (una Jumpy de la que enamorarás). Mercedes, por su parte, también mostró algunas transformaciones de su nuevo Sprinter (según la marca más preparado que nunca para ello gracias a que sus entrañas mecánicas dejan más espacio libre).

Pero en Daimler también han querido echar un vistazo al futuro con tres adelantos muy interesantes, centradas en las capacidades de las células de combustible de hidrógeno y de cuán cómoda puede ser la  conectividad en este tipo de vehículos:

Mercedes Concept Sprinter F-Cell

Si el año pasado conocíamo el prototipo GLC F-Cell, adelantaba cómo sería un SUV medio con un sistema de propulsión híbrido enchufable con pila de combustible y baterías de ion litio ahora la división de vehículos comerciales imagina una autocaravana con este sistema de propulsión.

La pila de combustible que alimenta su motor de 197 CV (147 kW) y 350 Nm de par se alimenta los 4,5 kg de hidrógeno que almacena en tres tanques de alta presión, lo que le aporta 350 km de autonomía sin emisiones. Estos depósitos se encuentran bajo el chasis pero puede instalarse otro en la parte trasera del vehículo para alcanzar 500 km consumiendo solamente hidrógeno. Además, cuenta con una batería de iones de litio que permite moverse en modo eléctrico otros 30 km.

Desde luego, se trata de una forma maravillosa de combinar desplazamientos cortos en modo eléctrico con viajes largos, con repostajes mucho más rápidos que en un vehículo eléctrico. Además, la pila de combustible puede usarse como generador, para surtir de energía a la calefacción, aire acondicionado… sin hacer ruidos y emisiones que molesten en un camping. Eso sí, tardará en llegar algo así al mercado, pues los planes a corto plazo pasan por los lanzamientos de las furgonetas eléctricas eVito y eSprinter.

Sprinter Connected Home

Otra característica futurista con la que Mercedes quiere para sus autocaravanas es acercarlas lo más posible a un hogar inteligente. Con el Módulo de Control Avanzado de Mercedes-Benz (MBAC), se unifica el control de la cabina del conductor y los componentes de la cabina de estar bajo un sistema optimizado.

La pantalla de infoentretenimiento del vehículo se combina con una pantalla táctil independiente en la cabina y una aplicación para teléfono inteligente, para controlar casi las funciones en la furgoneta, desde ajustar la temperatura, el frigorífico, extender o retraer el toldo eléctrico, manejar la iluminación ambiental… todo a través de una de las pantallas táctiles integradas de la camioneta o de forma remota desde un teléfono inteligente.

¿Lo veremos? Pues más pronto de lo que crees. Y es que Mercedes ha confirmado que todos los preparadores de caravanas podrán ofrecerlo a partir de 2019. Para demostrarlo, presentaron esta tecnología en una Mercedes Clase V, nuestro siguiente protagonista.

Mercedes Concept Marco Polo

Basado en la versión más aventurera de su su autocaravana pequeña, este prototipo muestra una versión aún más avanzada del control de MBAC, pues añade la opción de control por voz. Todas las funciones de esta camper se centralizan en un solo comando, desde la nivelación de la suspensión neumática, el techo emergente o la fila de asientos trasera plegable.

Diciendo simplemente “Hola, Mercedes” (como en el Clase A) los campistas activan el sistema de reconocimiento de voz  y diciendo frases como “Quiero descansar”, se nivela automáticamente la furgoneta, abre el techo y despliega el toldo. El sistema incluso enciende un poco de música y configura la iluminación ambiental.

El Concept Marco Polo incluye un sistema automático que oscurece las ventanillas laterales, eliminando la necesidad de cortinas, así como células solares en el techo de 400 vatios o un cargador de teléfono inteligente inductivo. Un grifo de cerveza lo haría simplemente perfecto.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (50 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta