Del Kia Ceed ya hemos hablado lardo y tendido. La tercera generación del compacto simplificaba su nombre y llegaba cargado de novedades. Lo comprobamos de primera mano en su presentación estática y posteriormente en su prueba dinámica. La semana pasada llegó la versión deportiva Ceed GT y solo era cuestión de tiempo que fuera presentado el Kia Ceed GT Line, el que tiene un aspecto más agresivo sin necesidad de recurrir a mecánicas potentes.

El acabado GT Line se sumará al resto de niveles de equipamiento (Concept, Drive, Tech y Launch Edition), estará disponible tanto en la carrocería de cinco puertas como en la familiar Sportswagon y llegará a principios de 2019. Se inspira en el anteriormente nombrado Ceed GT y también en el nuevo Proceed con carrocería shooting brake, un modelo que de serie ya viene con este acabado GT Line y que no hay opciones por debajo.

El Kia Ceed GT Line tiene un diseño exterior bastante más cercano al del GT gracias a la parrilla tiger-nose con un marco en cromo satinado y negro brillante, las llantas de 17 pulgadas específicas (hay unas de 18 pulgadas opcionalmente), el contorno de las luces antiniebla (al estilo del Kia Stinger) o los paragolpes rediseñados que tienen una mayor presencia. Este acabado se podrá elegir con hasta 10 colores de carrocería.

En el interior del Kia Ceed GT Line también se han llevado a cabo algunas modificaciones para potenciar su deportividad. El techo va tapizado en un nuevo material más acogedor y los umbrales de las puertas llevan unas placas metálicas. Al conductor le agradará el volante deportivo con la parte inferior achatada o las levas de cambio metálicas que traen las versiones automáticas.

La gama mecánica de los GT Line será la misma que ya hemos visto para el resto de acabados. Eso significa que podrán tener un aspecto más deportivo aquellos que opten por los gasolina 1.0 T-GDi de 120 CV (tres cilindros) y 1.4 T-GDi de 140 CV. También los que prefieran el diésel 1.6 CRDi con 115 o con 136 CV. Todos llevan el cambio manual de serie, aunque el gasolina más potente y el diésel pueden ligarse a la transmisión automática de doble embrague y siete velocidades.

Fuente: Kia

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta