Logo de Noticias Coches
MINI John Cooper Works GP historia – 11
Luis Ramos Penabad

MINI John Cooper Works GP, historia del modelo más deportivo de la marca

Hay modelos tan especiales que ellos mismos son capaces de soportar una gama (caso del Fiat 500 o el Range Rover) o incluso toda una marca, como MINI. El modelo de tres puertas (único ya en el segmento de los utilitarios) está acompañado por carrocerías de cinco puertas, SUV y descapotable… y fueron más.

Lo que caracteriza al MINI desde su lanzamiento y que en BMW han sabido combinar como nadie es su comportamiento deportivo. Lo pudimos comprobar en la prueba del MINI Cooper S, un modelo que arranca sonrisas como pocos del segmento cuando lo conduces. Pero… ¿quieres todavía más? Para ello está el MINI John Cooper Works GP, con la conducción deportiva como principal virtud.

La última versión del MINI John Cooper Works GP se presentó en noviembre de 2019, en el Salón de Los Ángeles. Se trata de un modelo muy especial, tanto que la marca limitó a 3.000 unidades su producción. De ellas, apenas 100 llegaron a España. Pero esta última iteración, el modelo de serie más rápido que la marca británica haya fabricado es el resultado de un largo camino de modelos con el apellido John Cooper, los más radicales:

MINI John Cooper Works GP (R53). 2006

El primer MINI de la nueva era (bajo el paraguas de BMW) llegó en 2001. Con el código interno empezó a cosechar éxitos de ventas y enseguida se comenzó a pensar en una versión más extrema. Basado en el MINI 3 puertas 2007, se empleó la base de la versión de serie más potente, el MINI Cooper S, para crear el MINI John Cooper Works GP (R53).

Se consiguió aligerar 40 kg el peso del modelo desde los ya razonables 1.215 kg del modelo de partida (1.175 kg), con medidas como la de convertirlo en un biplaza (con dos asientos deportivos Recaro). Además, el motor de 1.6 litros tuvo modificaciones en intercooler, sistema de escape o centralita para que fuese más potente: entregaba 215 CV a las 7.100 rpm y 250 Nm de par máximo a las 4.600 rpm. La relación peso / potencia era de apenas 5,3 kg/CV.

Destacables también las modificaciones en el chasis. Parte del eje trasero se fabricó en aluminio, y se eliminó el material para la insonorización del habitáculo. Además se redujo el coeficiente aerodinámico gracias a un kit de carrocería.

Su carrocería en gris metalizado Thunder estaba en contrasta con los retrovisores en rojo Chili y el techo en plata Pure. Tan solo se fabricaron 2.000 unidades de este modelo, de las cuales 85 se vendieron en España.

MINI John Cooper Works GP (R56). 2012

Basado sobre el MINI 3 puertas 2010, la segunda generación del MINI John Cooper Works GP (R56), se presentó en el Salón de París 2012.  De nuevo era una versión de dos plazas, a la que se había retirado la banqueta trasera de asientos para aligerar peso, hasta marcar en la báscula apenas 1.160 kg.

Lo movía un motor de 1.6 litros turboalimentado de cuatro cilindros que daba 218 CV a las 6.000 rpm, y un par máximo de 260 Nm a las 1.750 rpm (280 Nm en momentos puntuales gracias a la función overboosting). Tenía suspensión ajustable coilover –con muelles coaxiales– que permitía modificar la altura en 20 milímetros, llantas de 17 pulgadas con neumáticos deportivos semi slicks y frenos con discos delanteros de 330 mm.

Sus prestaciones no decepcionaban: Alcanzaba los 100 km/h desde parado en 6,3 segundos, con 242 km/h de velocidad punta, ayudado por el kit aerodinámico para la carrocería. Paró el crono en el circuito de Nürburgring en 8:23 minutos; 18 segundos más rápido que su antecesor.

También se limitó su fabricación a las 2.000 unidades. El color del MINI John Cooper Works GP (R56) era el mismo gris metalizado Thunder, con detalles en rojo Chili y la insignia John Cooper Works en varias partes de la carrocería.

MINI John Cooper Works GP (F56). 2020

El actual MINI 3 puertas 2018 (una puesta al día del lanzado en 2014) tiene su pináculo en el MINI John Cooper Works GP. Cierto que se basa como loa anteriores en el Cooper S JCW, pero hay variaciones notables, como el aumento del ancho de vías hasta los 1.521 mm en el eje delantero y 1.509 milímetros en el trasero. También se ha optimizado el chasis, para que sea más rígido, y la aerodinámica.

Es necesario, pues ahora cuenta con un bloque de cuatro cilindros de 2.0 litros que entrega 306 CV de potencia entre 5.000 y 6.250 rpm, y un par de 450 Nm de 1.750 a 4.500 rpm. El salto en prestaciones fue igual de salvaje: este MINI John Cooper Works GP acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y alcanza 265 km/h.

Fue el primer modelo de la saga en bajar de 8 minutos en una vuelta a Nürburgring en menos de ocho minutos, casi 30 segundos menos que su predecesor. Y como tenerlo será complicado, la marca ofrece el John Cooper Works GP Pack, un paquete estético para que el MINI John Cooper Works se parezca al GP… y aunque los 231 CV no son tantos como el original, no decepciona.

Fuente: MINI
Galería de fotos:

  • edición especial
  • evolución
  • MINI
  • MINI 3 puertas