Tras la venta por parte de Daimler del 50% de Smart a Geely Holding Group, se avecinan cambios para la marca de pequeños urbano subsidiaria de Mercedes. El primero de ellos llegó en el pasado Salón del Automóvil de Frankfurt, cuando se presentaron los renovados EQ fortwo y EQ forfour, abandonando así el motor de combustión interna.

Los primeros vehículos construidos bajo el acuerdo se lanzarán en 2022, junto con la renovación completa de los modelos fortwo y forfour ya planeados. Además, en ese mismo año también está prevista la incursión de Smart en el segmento B (el forfour continua siendo del segmento A). Mercedes se encargará del diseño de los nuevos productos, mientras que Geely liderará el apartado ingenieril en cuanto a mecánica y chasis se refiere.

Ahora, de acuerdo con Autocar, sabemos que el susodicho nuevo vehículo de la gama Smart contará con un diseño inspirado en el MINI de primera generación bajo el amparo de BMW (R53). Así lo ha confirmado el actual jefe de diseño de Mercedes, Gorden Wagener. “El punto clave es que la sensualidad se vende, y en ese sentido busco inspiración en esos primeros MINI”. Y lo cierto es que en ese punto tiene razón, pues el renacimiento de la firma británica fue todo un éxito.

Geely Auto Group, propietaria de Volvo, Polestar, Lotus, Lynk & CO y Proton, ya vende más de 1,5 millones de cocheS anuales

“Hubo una simplicidad, una voluptuosidad que les dio un atractivo único, y el desafío es obtener ese tipo de formas sin hacer crecer el automóvil demasiado o hacer que parezca demasiado pesado”, mencionó Wagener. “Estamos en el comienzo del proceso ahora con Geely, pero sabemos en qué dirección queremos ir. Smart ha crecido como marca, ya no es un niño, y puede justificarse el ir en una dirección para convertirse en una firma más sexy, deportiva y estilizada”.

La idea que tiene Smart en el desarrollo de un nuevo modelo de forma conjunta con Geely es atacar directamente al MINI Cooper SE, el primer eléctrico del urbanita inglés. Este goza de un motor de 184 CV y 270 Nm con una batería de iones de litio de 32,6 kWh capaz de proporcionar hasta 270 kilómetros de autonomía, una cifra sensiblemente inferior a la de los actuales EQ fortwo y EQ forfour, y en la línea del inminente Honda e.

Hasta que se lancen los nuevos modelos en 2022, la actual gama Smart se seguirá fabricando en las plantas que Daimler posee en Hambach, Francia, y Novo Mesto, Eslovenia. Tanto el EQ fortwo y EQ fourfour fueron revelados a mediados de septiembre y se venderán a partir del próximo año como modelos puramente eléctricos. La mecánica no varía respecto a la generación, con un motor de 80 CV y 254 Nm y una autonomía de entre 140 y 159 kilómetros, según versión.

Fuente: Autocar

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta