Desde hace tiempo venimos escuchando hablar de coches microhíbridos. Ya hemos explicando anteriormente a la tecnología Mild Hybrid, que básicamente consiste en un sistema eléctrico (normalmente de 48 V) que apoya a la mecánica de combustión para reducir consumos y emisiones. Aunque esa parte electrificada no llega al nivel de los híbridos convencionales o al de los híbridos enchufables, muchos de estos microhíbridos se han ganado la etiqueta ECO de la DGT, lo que supone una ventaja importante y un incentivo de compra.

Sin embargo, este sistema no es todo lo justo que podría parecer ni todos los microhíbridos son tan respetuosos con el medio ambiente como pretenden. La OCU no ha dudado en tildar esa medida de temporal y de criticar los altos consumos y emisiones de los microhíbridos más potentes, que también tienen etiqueta ECO. Se han comparado algunos de estos modelos con los diésel y gasolina más vendidos y los datos sorprenden.

Como se aprecia en el gráfico anterior, el Nissan Qashqai sería el diésel más vendido (con el 1.5 dCi) y el Dacia Sandero el más popular en gasolina (con el 1.0 SCe de 75 CV). Si se comparan con el Audi Q8 50 TDI, con el Mercedes CLS 350 o con el Range Rover Evoque P300 se aprecia que en los etiqueta C los consumos en ciudad son claramente inferiores. Incluso se llega a decir que el Evoque P300 emite el doble de CO2 que el Qashqai diésel.

Sin embargo, la comparación está un poco cogida con pinzas. Para empezar, los microhíbridos citados consiguen prácticamente triplican la potencia de los populares modelos diésel y gasolina y pertenecen a diferentes segmentos, está claro que van a consumir y a emitir más. La OCU ha creado la iniciativa #NoCuela para desmentir que estos microhíbridos son menos contaminantes, pero parece que no ha elegido el mejor enfoque.

Todos estamos de acuerdo en que las etiquetas ambientales de la DGT no son un sistema impecable de clasificación por todas las implicaciones que tienen. El problema ha estado ahí desde el inicio, cuando se permitió llevar una etiqueta ventajosa como es la ECO a todos los coches que abrazaran una tecnología que es buena, pero no definitiva. ¿Dónde tendría que estar el corte para obtener la etiqueta ECO, en la tecnología utilizada o en otras variables como las emisiones o el consumo?

Fuente: OCU

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta