La nueva generación del Land Rover Defender sorprendió a todo el público por esa forma de mantener una estética de estilo retro y unas capacidades todoterreno al alcance de pocos. Aunque todavía no ha llegado al mercado, ya se está hablando de una posible variante deportiva que llegaría en un futuro. Este hipotético Land Rover Defender SVR podría ser presentado el próximo año 2020 y contaría con una importante novedad a nivel mecánico.

Hace unos meses hablábamos de la alianza de Jaguar Land Rover con BMW en el ámbito de los motores. Y precisamente ese Defender deportivo tendría una mecánica de origen alemán. En vez de montar el V8 sobrealimentado de 5.0 litros que lleva el Range Rover Sport SVR, en este caso se optaría por un V8 biturbo de 4.4 litros que lograría una potencia de alrededor de 500 CV. Ese bloque es el mismo que montan modelos como el BMW X5 M, el BMW M5 o los BMW M8; habiendo llegado hasta los 625 CV.

Este hipotético Land Rover Defender SVR sería producido por el departamento SVO de operaciones especiales de la marca y tendría un rival en el punto de mira. Buscaría restarle ventas al Mercedes-AMG G 63, que también lleva un motor V8 con 585 CV de potencia. La clave para hacer una versión deportiva de este modelo y montar dicho motor es que la nueva plataforma es más rígida y también más modulable. Aunque mejoren sus prestaciones, también se pretende que mantenga las capacidades todoterreno.

Todavía es pronto para hablar de cómo sería este Land Rover Defender SVR, pero a nivel estético se esperan modificaciones similares a las del Range Rover Sport. Podrían incorporarse llantas de gran tamaño, paragolpes rediseñados y tomas de aire sobredimensionadas. Tampoco se sabe si se hará esta variante en todas las carrocerías, lo más probable es que solamente aparezca en la de cinco puertas, el Defender 110. En todo caso, su llegada al mercado no tendría lugar hasta 2021.

Fuente: AutoExpress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta