Logo de Noticias Coches
Seat Exeo Vs Audi A4
Jesús Ramos

SEAT Exeo vs Audi A4 (B7), dos almas gemelas

En el año 2008 la marca SEAT lanzó al mercado el SEAT Exeo, una berlina con la que se pretendía dar un impulso a las ventas después del poco éxito que obtuvo el atípico SEAT Toledo del año 2005, la tercera generación que arriesgó y fracasó.

El objetivo principal del Exeo era reeditar el éxito de la primera o la segunda generación del Toledo. Y para ello, se empleó la mejor fórmula posible: utilizar la base del anterior Audi A4 y trasladar la cadena de montaje del mismo, desde Ingolstadt hasta Martorell. ¿El resultado? Un SEAT que bien podría ser un Audi.

Por este motivo, el Exeo es uno de esos modelos que generan debates eternos entre cuñados y que nos hacen preguntarnos qué es mejor, un modelo de marca premium o un modelo generalista, que en este caso, resulta ser prácticamente idéntico a su hermano “caro”. Cabe destacar, que cuando el SEAT Exeo llegó a nuestro mercado, el Audi A4 2008 ya había estrenado su nueva generación (código interno B8), con un diseño más actual, más espacioso (tanto en las plazas traseras como en el maletero, ahora de 480 litros) y dotado de más seguridad y tecnología gracias a la nueva plataforma.

La generación B7 de los alemanes y la berlina del fabricante español, comparten la mayoría de las piezas y solo presentan diferencias en la tapicería, en la tela de los imperiales (revestimiento del techo) y en los paneles inferiores las puertas, recubiertos de un plástico más duro que el empleado por Audi. Se dice que aproximadamente el 35% de las piezas eran nuevas, y que estas tenían una calidad muy similar a las del modelo alemán. El 65% restante, eran piezas procedentes del Audi, que ya había dado paso a su nueva generación. Por lo tanto, estamos ante un modelo generalista, con unos materiales y un nivel de acabado muy parecidos a los de la anterior generación del modelo premium.

Con un Audi A4 (generación B7) ya sobre el lienzo, SEAT plasmó su sello para darle una imagen fiel a su gama de productos. Y, aunque a simple vista son prácticamente idénticos, a nivel estético presenta cambios en los conjuntos ópticos, la parrilla delantera, el capó (para mejorar la puntuación en las pruebas de EuroNCAP), la tapa del maletero y los paragolpes.

Aunque utilizan la misma plataforma (Audi B6 y B7), la carrocería del Exeo es 7 centímetros más larga que el A4, lo que beneficia al espacio de las plazas traseras, siendo un poco más espacioso, pero aún lejos de la media del segmento. Modelos como el Volkswagen Passat, Ford Mondeo o el Skoda Superb, cuentan con un espacio superior para los ocupantes de las plazas traseras.

El maletero no se beneficia de ese pequeño aumento de la carrocería y se mantiene en 460 litros de capacidad, cifra que le sitúa en la media del segmento C. Para sorpresa de muchos, la versión familiar denominada ST, no supera esa cifra y se queda en un modestos 442 litros.

El habitáculo es una calcomanía del A4, no solo en diseño, sino también en el tacto de los materiales y en la sensación de calidad percibida. Si lo comparamos con los acabados del SEAT Toledo, se sitúa un par de peldaños por encima.

Al igual que le ocurría al Audi A4, su diseño interior es algo sobrio y poco innovador. La única diferencia que presenta respecto al A4 normal, es el diseño de los aireadores, que son redondos como en la versión cabrio del A4. Estos le dan un toque algo más informal y menos clásico.

El SEAT Exeo estaba disponible en dos configuraciones: Normal y Sport. Esta última versión cuenta con un tarado de suspensiones más duro y una dirección más rápida, lo que se traduce en un comportamiento más dinámico.

Dentro de la gama del SEAT Exeo 2008, encontramos tres mecánica de gasolina y dos diésel. Los primeros son el 1.6 de 102 CV, 1.8 de 150 CV y 2.0 TSI de 200 CV. Las mecánicas diésel son la 2.0 TDI ,disponible en 120 CV,  143 CV (ver prueba) y  170 CV. Ya en el restyling del 2012, se incorporaron los motores TDI de nueva generación, que cifraban un ahorro de 0,3 litros/100km, y se incluye el 1.8 TSI, con 120 y 160 CV.

El Audi A4 B7 llevaba bajo el capó las mismas motorizaciones e incluía algunas más en la gama: en la oferta de gasolina encontramos el motor de 1.6 litros con 102 CV (el mismo que montaba la generación B6), el 1.8T de 163 CV, el 2.0 atmosférico de 130 CV, el 2.0 TFSi, disponible en versiones de 170, 200 y 220 CV. La mecánica 3.2 FSi era la más potente con permiso del 4.2 FSi, de 344 y 420 CV, que corresponden al Audi S4 y RS4 respectivamente. Los motores diesel disponibles eran el 1.9 TDi con 115 CV, el 2.0 TDi de 140 y 170 CV, el 2.5 TDi de 163 CV y el 2.7 TDi con 180 CV.

En el apartado de seguridad, el SEAT Exeo obtuvo 4 estrellas en el cálculo realizado por EuroNCAP. La misma puntuación que la cosechada por el Audi A4 ocho años antes, en el año 2001. Esto no significa que fuese un coche poco seguro para sus ocupantes, sino que ese transcurso de tiempo, se endurecieron las pruebas y cambiaron la manera de calcular la métrica del impacto frontal. De hecho, el Exeo disponía de airbag de rodilla y el Audi, no.

El restyling del 2012 recibió alguna mejora en el apartado de seguridad pero seguía manteniendo la plataforma de la antigua generación del A4 (menos rígida y segura), por lo que no alcanzó las 5 estrellas en el test, puntuación que si logró obtener el Audi A4 del 2008.

  • Audi
  • Audi A4
  • comparativa
  • Seat
  • Seat Exeo