No paran en los cuarteles generales de Skoda. Desde el lanzamiento del pequeño Citigo (que probamos en Lisboa) se han embarcado en una revolución de su gama de producto, tanto renovando viajos conocidos, como el Octavia o el Superb (y sus variantes familiares) y lanzando nuevos, como el Rapid y el Spaceback. En el Salón de Ginebra la marca no llevará ningún modelo nuevo, pero sí un prototipo, el Skoda VisionC que podría guiar el diseño de la firma checa en el futuro, según nos

Lo primero que nos ha venido a la mente es que este coche nos suena de algo. Pues sí, es prácticamente idéntico al Seat IBL Concept que conocimos en 2011. Y no hemos sido los únicos en pensarlo (contaba lo mismo Guille Alfonsín en Autoblog). Pero más allá de las similitudes con otro prototipo del mismo Grupo, nos intriga más que Skoda pueda cambiar de estrategia. De ser una marca generalista, con diseño sencillo y enfocada a la practicidad, a una marca con diseño “más expresivo, dinámico y emocional”, como dicen en su nota de prensa. Y nos intriga porque ese es el pedazo del pastel del Grupo que corresponde a Seat.

Skoda Visionc 2014 01

Poco más que comentar de un coche que toma líneas y aristas más propias de la marca del grupo en principio más alejada de Skoda: Lamborghini (si te parece exagerado, ojo a esta foto que vimos en Twitter). Es normal que un coupé de cinco puertas tenga un diseño así, con “interacción de superficies suaves, ligeramente curvadas, cóncavas y convexas, así como las líneas afiladas y precisas, que crean un impacto inmediato”. Lo que nos sorprende es ver un Skoda así y si eso supone un cambio en la política de la marca… o simplemente, que “remarcar un prototipo” era una forma rápida y barata de tener un concept en el Salón europeo de referencia.

En la parte técnica, se basa en la plataforma MQB (la misma del VW Golf, Seat León, Skoda Octavia o Audi A3). Bajo el capó hay un motor turbo de gasolina TSI de 110 CV que puede funcionar con GNC. En el modo con gas natural, el vehículo consume solamente 3,4 kg o 5.1 cc de CNG por kilómetro, lo que corresponde a unas emisiones de CO2 de tan solo 91 gramos, con lo que podría cumplir las normativas anticontaminación de 2020.

Fuente: Skoda
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta