Suzuki All Grip es una tecnología que con el tiempo se ha ido convirtiendo en una filosofía, casi en un modo de vida. Porque la tradición de la marca japonesa con los coches de tracción total se remonta a casi medio siglo atrás en el tiempo. Fue el 1970 cuando lanzaban el Suzuki Jimny LJ10, su primer modelo con tracción 4WD. Desde entonces han ido puliendo este sistema para ofrecer a los usuarios confianza y seguridad en cualquier tipo de condición.

De la mítica tecnología 4WD y la experiencia que da el tiempo surge un nuevo sistema en 2013. El All Grip aparece por primera vez en dicho año con el Suzuki S-Cross, que se postula automáticamente como un vehículo especialmente capaz fuera del asfalto. Eso solo fue el pistoletazo de salida, pues dicha tracción total se ha ido extendiendo y en la actualidad copa a la mayoría de modelos de la gama. Ayuda a gestionar el motor, la transmisión y otros elementos como el control de estabilidad y se presenta en tres versiones distintas.

All Grip Auto

El All Grip Auto es el sistema de tracción a las cuatro ruedas que aparece en modelos que necesitan una menor exigencia como es el caso del Suzuki Ignis o del Suzuki Swift. Se trata de una opción muy cómoda que va activada permanentemente y que entra en juego cuando detecta una pérdida de adherencia en alguna de las ruedas delanteras. Técnicamente se trata de un acoplamiento viscoso (embrague hidráulico) con un funcionamiento preciso.

Va colocado frente al diferencial trasero y en su interior lleva un aceite de alta viscosidad que se calienta y expande cuando se produce una variación entre la rotación de las ruedas delanteras y las traseras. Cuando eso sucede se acopla a un embrague de discos múltiples y consigue hacer llegar el par al eje posterior. Además de ser útil en superficies deslizantes o terrenos nevados, en el Ignis viene con un control de descenso de pendientes y un Grip Control que funciona hasta a 30 km/h y da una ayuda extra al dar par a la rueda que más agarre tiene y frenando las que se deslizan.

All Grip Select

En la zona media encontramos el All Grip Select, un sistema que montan los Suzuki S-Cross y Suzuki Vitara. Es un sistema de diferencial viscoso central que reparte el par entre los ejes (como en el caso anterior). En este caso hay una mayor interacción del conductor con el vehículo al permitirle seleccionar entre los modos de conducción Auto, Sport, Snow y Lock. Se hace mediante el giro de una ruleta y consigue intervenir sobre el control de estabilidad cambiando el comportamiento del coche.

En el modo Auto se circula con la tracción delantera por defecto y solo se pasa par a las ruedas traseras en caso de pérdidas de adherencia. El modo Sport hace que las respuestas del acelerador sean más rápidas. En el modo Snow se permite intervenir en mayor medida al control de tracción para mejorar el agarre. Si se pasa al modo Lock se mejora la capacidad de tracción al frenar las ruedas que patinan y dando prioridad a las que tienen adherencia.

Los coches equipados con el All Grip Select también cuentan con el control inteligente predictivo Synergetic Vehicle Dynamics Control. Su finalidad es detectar posibles deslizamientos teniendo en cuenta un buen número de factores e intentar evitarlo transmitiendo más par a las ruedas delanteras o traseras. Sería una forma de prevenir antes que curar, pues trabaja justo antes de que intervenga el control de estabilidad (ESP).

All Grip Pro

El máximo exponente de la tracción total en Suzuki a día de hoy es el All Grip Pro. Por el momento solamente está montado en el Suzuki Jimny, el auténtico todoterreno cuya nueva generación no ha dejado de sorprender desde su lanzamiento. Aquí aparece la mítica palanca manual conectada a la caja transfer para cambiar entre los modos 2H, 4H y 4L. Con el primero solo gira un eje, con el segundo giran las cuatro ruedas de forma uniforme y con la reductora se beneficia de esa fuerza extra en marcha corta.

En este caso también hay control de descenso de pendientes, asistente al arranque en cuestas y control de tracción SLD (si dos ruedas en diagonal pierden tracción redistribuye el par al otro lado). Además, el Suzuki Jimny es un auténtico todoterreno gracias a su chasis de escalera reforzado, a su eje trasero rígido o a sus ángulos todoterreno (ataque de 37º, central de 28º y salida de 49º).

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta