Una de las mayores sorpresas del Salón de Frankfurt 2013 llegó de manos de Toyota, que optó por combinar todo su buen hacer en tecnología híbrida (ver nuestras última prueba del Toyora Auris Touring Sport Hybrid o la prueba del Toyota Prius +), con una apabullante dosis de deportividad. Esa sorpresa es el Toyota Yaris Hybrid R, del que os ofrecimos un adelanto y que ahora vamos a analizar en profundidad.

La idea de la marca nipona era llevar a la calle la tecnología híbrida de competición de Toyota Motorsport GmbH (segundos en Le Mans 2013). Ellos trabajaron sobre la plataforma del Yaris 3 puertas, pero lo que se oculta bajo el capó queda muy deljos de lo del Yaris HSD que probamos. El pequeño urbanita Hybrid R monta un propulsor turboalimentado de 1,6 litros con una potencia de 300 CV que mueve las ruedas delanteras. Se trata del motor de cuatro cilindros desarrollado por Toyota Motorsport GmbH siguiendo las especificaciones de la FIA para homologarlo en diferentes campeonatos.

Toyota Yaris Hybrid-R 2013 10A ese espectacular propulsor el Yaris Hybrid R añade dos motores eléctricos de 60 CV cada uno, colocados en ambas ruedas posteriores. Un condensador de alto rendimiento, situado bajo el asiento trasero, almacena la energía que mueven esos sirven estos bloques. Con todo este arsenal, el Yaris Hybrid R tiene una potencia máxima de 420 CV, pero solamente durante algunos instantes, apenas cinco segundos. Eso se debe a que el coche cuenta con dos modos de conducción seleccionables desde el volante:

  • Modo Road: reduce la potencia del motor en busca de menos consumo. Se reduce la relación de compresión del motor y se ajusta el mapa motor. Así podría circular en modo totalmente eléctrico durante cortos periodos (aparcando, por ejemplo).
  • Modo Track: se desata todo el potencial del conjunto híbrido. 300 caballos y 420 Nm del motor de combustión y 120 caballos eléctricos durante 5 segundos por parte del sistema eléctrico. A velocidades reducidas, como el paso por curva, el sistema eléctrico actúa como un sistema de control de tracción, y reparte la potencia en cada una de las ruedas posteriores.

Toyota Yaris Hybrid-R 2013 11Como ves, el apartado mecánico y tecnológico de esta pequeña “bomba” es soberbio. Para demostrar esa fiereza interna, El Yaris cuenta con  un kit de carrocería con una parrilla frontal de grandes dimensiones, aletines laterales, taloneras de su perfil, un paragolpes trasero deportivo y unas llantas de aleacion TRD de 18 pulgadas sobre neumáticos Michelin Pilot Sport Cup de medida 225/40 R18. La potencia de frenado se ha mejorado con los discos ranurados y perforados con pinzas de seis pistones delante y cuatro pistones atrás.

El habitáculo interior es similar al del Toyota GT 86 con pedales deportivos y asientos Recaro de doble tono (con lados de cuero negro y alcántara azul). El volante y la palanca de cambios de corto recorrido también van forrados en alcántara.

Toyota Yaris Hybrid-R 2013 14

Ver galeria (30 fotos)

¿Pero qué pretende Toyota con este Yaris Hybrid R? Dudamos que llegue a salir algo así al mercado. No hay ningún utilitario en el mercado tan potente… ni de lejos. De hecho, ninguno (corregidnos si nos equivocamos) ha superado los 300 CV. Lógicamente, al tratarse de un prototipo, puede limitarse a ser un experimento…  pero algo nos dice que no (aunque ahí está ese Nissan Juke-R que se fabricó en una serie limitadísima).

¿Será esta la mecánica que monte una futurible versión híbrida del GT 86? ¿O por qué no algún nuevo deportivo de la marca? No somos los únicos, ni los primeros, que hemos pensado en el regreso del Toyota Supra con un sistema híbrido parecido… Seguiremos informando.

Fuente: Toyota

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta